Miércoles, 19 Febrero 2020
Ultimas noticias
Casa » Las cotorras de Madrid están condenadas a muerte

Las cotorras de Madrid están condenadas a muerte

14 Febrero 2020

En octubre de 2019 el Ayuntamiento de Madrid declaró la guerra a las cotorras. Según consta en el expediente de contratación consultado por ABC, la campaña para poner coto a este ave catalogada como exótica invasora se prolongará durante 23 meses. El objetivo es cazar y sacrificar unos 12 mil ejemplares de cotorras argentinas y de Kramer. Además, los nidos pueden pesar más de 50 kilos, con lo que se los considera un riesgo, si bien no se registraron accidentes con personas, salvo roturas de ramas por el excesivo peso. Este aumento de población ha puesto en peligro a otras especies autóctonas, ya que la cotorra puede ser agresiva contra otras aves como los gorriones.

También denunciamos la falta de colaboración del Ayuntamiento de Madrid que, pese a acceder a reunirse con PACMA, no nos facilitaron los informes relativos a la población de cotorras ni las supuestas quejas ciudadanas.

Pasaron de las 9.000 registradas en 2016 a las 13.000 que se contabilizaron el año pasado, según la Sociedad Española de Ornitología SEO/Birdlife.

Desde el Servicio de Biodiversidad del consistorio han afirmado afirmó que pretenden aplicar lo que llaman "sacrificio ético", que consiste en la captura y gaseamiento de las aves.

Muchas aves sufrirán daños durante la captura, no recibirán asistencia veterinaria, sufrirán mientras esperan encerradas y el gaseamiento es un proceso doloroso y estresante, ya que la pérdida de conocimiento no es instantánea e provoca reacciones desesperadas de huida, en las que es habitual que se produzcan más lesiones. Además, se llevará a cabo la esterilización de los huevos para evitar su reproducción. "No hay manera de garantizar el bienestar animal durante la captura y mucho menos durante el sacrificio", explican desde PACMA.

Desde PACMA no solo rechazamos la matanza de cotorras por ser inmoral y un claro ejercicio de maltrato animal, sino que proponemos alternativas. Por lo tanto, supondría la inversión de tres millones de euros para nada.

Además, para muchos madrileños las cotorras argentinas son un dolor de cabeza, ya que generan problemas sobre la fauna local y sobre el arbolado público, especialmente resecando los troncos ya que se alimentan de los brotes más jóvenes. Se instalaron, se adaptaron y pasaron a ser parte del paisaje urbano de la capital.

Las cotorras de Madrid están condenadas a muerte