Viernes, 21 Febrero 2020
Ultimas noticias
Casa » ¡Increíble! señal de SOS gigante salvó a un joven de morir congelado

¡Increíble! señal de SOS gigante salvó a un joven de morir congelado

14 Enero 2020

Para hacer la tarea de los rescatistas al menos un poco más fácil, el hombre tuvo la genial idea de escribir en la nieve un gran letrero con las siglas S.O.S., seña reconocida a nivel mundial como una llamada de auxilio. "Yo sabía que iba a ser un problema. Se llamaba Phil. El mejor perro del mundo", lamenta. O que incluso había salido con él. Yo pensaba que no estaba ahí" y continuó: "No tengo palabras para este dolor. Un grito visceral -no de rabia, ni de tristeza-.

Steele se despertó en medio de la noche, ya sea el 17 o el 18 de diciembre, no pudo recordar la fecha exacta, dijeron los agentes, y escuchó ruido como de plástico derritiéndose que provenía del techo.

Sin cabaña y tras el dolor por la muerte de su perro, el hombre tuvo que afrontar la realidad y ver qué era lo próximo que tenía que hacer para poder sobrevivir. Los alimentos, si solo comía dos veces por día, podían durar hasta 30 días.

En las semanas posteriores al incendio, dijo Steele, sobrevivió con restos de raciones enlatadas y mantequilla de maní, durmiendo en una cueva de nieve y un refugio improvisado que construyó alrededor de su estufa de leña. El pueblo más cercano estaba a más de 30 kilómetros y dadas las condiciones meteorológicas era imposible moverse.

"Lo que pasó fue que la mitad de las latas se abrieron por el calor y el humo circuló dentro de ellas".

Ahora lo más importante era no gastar mucha energía. "Entonces la comida que había en ellas sabía a quemado", contó. Sin embargo, en un momento la nieve llegó a cubrir la entrada de la carpa por metro y medio. "Dentro. Yo pensé que no estaba dentro". dice.

Fueron los amigos de Tyson quienes llamaron a la Policía de Alaska para pedir que lo buscaran. Y así fue como un helicóptero dio una vuelta por allí y pudo socorrerlo.

Las primeras dos noches de su aventura de supervivencia, Tyson Steele durmió en una gruta de nieve. Tras el rescate, Steele dijo que abandona su vida huraña en Alaska y se muda a Salt Lake City, Utah, donde vive su familia. "Ellos tiene un perro". Una vez las brasas de la madera con las que estaba construida la cabaña se extinguieron, pudo rescatar algunas lonas y unas tablas con las que pudo hacer una improvisada carpa.

¡Increíble! señal de SOS gigante salvó a un joven de morir congelado