Lunes, 18 Noviembre 2019
Ultimas noticias
Casa » Hormigas caníbales escapan de un búnker nuclear en Polonia

Hormigas caníbales escapan de un búnker nuclear en Polonia

08 Noviembre 2019

A medida que el metal se fue degradando y el hormiguero ganando peso -esta especie se caracteriza por crear colonias masivas de hasta varios metros de altura-, algunas galerías se vinieron abajo, por lo que las hormigas empezaron a caer al búnker, quedando atrapadas.

Un equipo de biólogos dirigido por Wojciech Czechowski, profesor de la Academia de Ciencias de Polonia, lleva estudiando desde hace años a unas hormigas que vivían en condiciones extremas en un antiguo búnker soviético, ubicado en Templewo (Polonia), y que previamente era utilizado para almacenar armas nucleares.

Para comprobar si la colonia abandonaría el búnker, los científicos construyeron una salida con un listón de madera. Las hormigas no tenían acceso al mundo exterior y parecían provenir de un hormiguero que estaba encima de una tubería de ventilación.

Un año después ya casi no quedaban hormigas.

Entonces, ¿cómo se mantenían aquellos insectos en aislamiento? Pero estos seres hallaron una solución: el canibalismo.

Sin embargo, el séquito de hormigas que cubrían el piso despertaron el interés de los científicos, ya que todas eran hormigas obreras y no tenían una fuente de alimentación obvia, según detalla una investigación publicada en el Journal of Hymenoptera Research. Además, se sabe que esta especie en particular consume sus propios muertos caídos durante las "guerras de hormigas" territoriales cuando la comida escasea. Para confirmar esta corazonada, un club de estudiosos recolectó cadáveres de hormigas del búnker y encontraron que La mayoría (en concreto, el 93% de los cuerpos examinados) presentaban agujeros y marcas de mordiscos. Los autores explican que estos son signos claros de consumo masivo, con prácticamente ningún otro organismo en el búnker capaz de hacer estas marcas.

"Las masas de trabajadores de Formica polyctena atrapados en el búnker no tenían otra opción", escribió el equipo de investigadores. "Los cadáveres sirvieron como una fuente inagotable de alimentos que permitió la supervivencia de las hormigas atrapadas en condiciones extremadamente desfavorables", señalaron los investigadores. Y Pese a que las hormigas han demostrado que pueden sobrevivir solas, el club instaló un paso de madera que conecta el fondo del búnker con el hormiguero. Ya no hace falta que practiquen el canibalismo, Solo tienen que ascender por el "puente" para regresar a casa.

Hormigas caníbales escapan de un búnker nuclear en Polonia