Martes, 19 Noviembre 2019
Ultimas noticias
Casa » Disturbios tras la enorme protesta contra sentencias para líderes independentistas — Cataluña

Disturbios tras la enorme protesta contra sentencias para líderes independentistas — Cataluña

19 Octubre 2019

Al menos 62 personas resultaron heridas, la mayoría en Barcelona (41), como resultado de los enfrentamientos entre la policía y los manifestantes en el quinto día de protestas en Cataluña contra la condena a los líderes independentistas, informaron fuentes oficiales.

Barricadas en llamas y fogatas iluminaban las calles del centro de la turística ciudad, escenario de choques entre cientos de manifestantes con la cara tapada, que lanzaban objetos contundentes y potentes petardos, y la Policía, que respondía con cargas y balas de goma, constataron periodistas de la AFP.

En esta protesta paralela pronto se produjeron enfrentamientos entre la policía local, los Mossos d'Esquadra, que cargaron con dureza y lanzaron gases lacrimógenos contra los presentes.

Los grandes hospitales públicos y concertados de Barcelona y del área metropolitana también han funcionado con normalidad en los servicios de urgencias y apenas se han producido alteraciones en las actividades previstas para este viernes.

Pasada la medionoche, el olor a humo impregnaba el aire mientras furgones policiales buscaban grupos de vándalos todavía activos.

Nacida de la frustración de una parte de la base independentista, dos años después de la tentativa de secesión de Cataluña de 2017, la violencia marca un punto de inflexión para el movimiento separatista que se jactaba de su naturaleza pacífica. Los disturbios comenzaron el lunes pasado, cuando condenaron a nueve líderes independentistas a penas de hasta 13 años de cárcel por su papel en el fracasado intento de secesión de Cataluña, en octubre de 2017.

El magistrado, quien instruye la causa secreta sobre la presunta actividad terroristas de nueve miembros de los Comités de Defensa de la República (CDR), decidió abrir una nueva línea de investigación, esta vez contra Tsunami Democràtic, también por el delito de terrorismo.

Pacíficas durante el día, por las noches las protestas de esta semana tomaron un cariz violento en Barcelona y otras ciudades.

El ministro español del Interior de España, Fernando Grande-Marlaska, afirmó este viernes que las autoridades rastrean a grupos minoritarios muy organizados que están provocando incidentes en lugares específicos, y aseguró que no quedarán impunes.

La violencia contrastó con una nutrida protesta durante el día, en la que participaron 525.000 personas en una marea amarilla, roja y azul, los colores de la bandera independentista.

Miles de personas se sumaron a las cinco marchas que salieron de diversas localidades cercanas con destino al centro de Barcelona, donde esperan unirse a una concentración masiva con estudiantes y trabajadores.

"Queremos que haya alguna negociación por parte de España" y se produzca un referéndum de autodeterminación, decía David Blanco, un agente comercial de 56 años que se había unido en el último tramo de la marcha.

La basílica de la Sagrada Familia cerró sus puertas y el teatro del Liceo suspendió la ópera "Turandot" programada para la noche.

El fabricante de automóviles Seat, una unidad de Volkswagen AG, dijo que había detenido la producción en su planta de Martorell, cerca de Barcelona, desde el jueves por la tarde hasta el sábado, por temor a que las marchas interrumpieran el tráfico, dijo una portavoz de la compañía.

En el aeropuerto se cancelaron 57 vuelos y numerosas carreteras quedaron cortadas, entre ellas la frontera terrestre con Francia. La crisis en Cataluña tiene lugar a pocas semanas de las elecciones generales del 10 de noviembre en España, y puso bajo presión al presidente del Gobierno saliente, el socialdemócrata Pedro Sánchez, a quien la oposición de derecha le reclama medidas drásticas contra el independentismo.

En esta rica región nororiental, la cuestión de la independencia mantiene dividida a la población de 7.5 millones de habitantes.

Disturbios tras la enorme protesta contra sentencias para líderes independentistas — Cataluña