Domingo, 29 Marcha 2020
Ultimas noticias
Casa » Estudiantes grabaron la muerte de su compañero en lugar de ayudarle

Estudiantes grabaron la muerte de su compañero en lugar de ayudarle

20 Setiembre 2019

Khaseen Morris murió a las fueras de un restaurante, una puñalada y un brazo fue lo que acabó con su vida. Según la policía, el ataque fue premeditado, y desde el principio Morris fue el objetivo de los agresores. Anteriormente, ya había recibido amenazas a través de llamadas telefónicas.

Los videos grabados por el medio centenar de testigos ayudaron a los agentes a realizar este miércoles la primera detención.

Tyler Flach un joven de 18 años fue arrestado y acusado de asesinato en segundo grado.

"Los niños se pararon aquí y no ayudaron a Khaseen". "Es difícil de asimilar, algunas veces pienso que es solo un mal sueño. Él era la luz y la energía de toda su familia", añadió.

Según la hermana de la víctima, Keyanna Morris, indicó a NBC New York que su hermano había sufrido de bullying y recientemente se había cambiado al centro de secundaria Oceanside High School. Además, asegura que su hermano comentó que "era la primera vez en mucho tiempo que se sentía tan feliz".

Keyanna destacó que su hermano había llevado a otra chica a su casa después de una fiesta y la adolescente le contó a su novio, para que este sintieras celos. Ella lo contó a su exnovio para ponerlo celoso y este sujeto decidió vengarse.

Pero en el mortal ataque no solo estuvieron involucrados los sospechosos y la víctima, entre 50 y 70 jóvenes presenciaron la brutal pelea y sacaron sus teléfonos para grabarlo todo desde diferentes puntos. "Era la persona más pacífica y cariñosa del mundo", concluyó.

Hasta el momento sólo hay un detenido, aunque en la pelea participaron al menos hasta siete agresores. "Estaban más ocupados en grabar lo que ocurría que en ayudar a la víctima, pero gracias a eso tenemos muy buenas ideas de a quién estamos buscando".

Vincent García, investigador del crimen, explicó al diario Daily Mail que la investigación sigue abierta. La campaña ya ha reunido USD 27.582.

Estudiantes grabaron la muerte de su compañero en lugar de ayudarle