Sábado, 19 Octubre 2019
Ultimas noticias
Casa » Muere aficionada iraní que protestó prendiéndose fuego

Muere aficionada iraní que protestó prendiéndose fuego

11 Setiembre 2019

"Se vio obligada a llevarse su deseo a la tumba", escribió el club en las redes sociales para despedir a esta aficionada que, como todas las mujeres en la República Islámica, solo puede entrar a un estadio si se disfraza de hombre y logra burlar las medidas de seguridad.

Recientemente salió de prisión tras 3 días tras las rejas y al enterarse que habría un juicio para ingresar 6 meses más, su lucha continuó para que las mujeres en Irán tuvieran el derecho a acceder libremente a los estadios de futbol pero esta mujer tomó una decisión sumamente drástica, pues ya que el gobierno del país y la misma FIFA no han hecho gran cosa, se prendió fuego.

Ahora, frente a la repudiable muerte de la fan y debido a las presiones de la FIFA, las autoridades iraníes anunciaron que las mujeres podrán acudir al estadio Azadí el próximo 10 de octubre para ver el partido entre las selecciones de Irán y Camboya, en el marco de la eliminatoria para la Copa del Mundo 2022.

Según señaló a la agencia de noticias iraní Rokna el doctor Mustafa Dehmardi, jefe de accidentes y emergencias en el hospital Motahari, Sahar ingresó al centro médico con "quemaduras causadas por fuego con gasolina en el 90% de su cuerpo".

Khodayari era conocida en redes sociales como la "Chica azul", por los colores de su equipo favorito, Esteghlal FC. La mujer iba disfrazada de hombre, con un adorno azul en la cabeza y un largo abrigo cuando fue descubierta.

La hermana de Khodayari dijo a Shahrvand, un periódico pro reformas en Irán, que su hermana tenía un trastorno bipolar.

Todavía no hay un veredicto oficial sobre su caso. Había reportes de un intento de suicidio de la mujer cuando estaba en la universidad, de la que se graduó como informática.

El Esteghlal emitió un comunicado en el que expresó sus condolencias a la familia de la fallecida.

El ex mediocampista del Bayern de Múnich Ali Karimi, que jugó 127 juegos para la selección iraní y ha sido un gran defensor de eliminar el veto a las mujeres, instó en un tuit a los iraníes a boicotear los estadios de fútbol para protestar por la muerte de Sahar.

El jugador de fútbol iraní-armenio Andranik "Ando" Teymourian, el primer cristiano en ser el capitán del equipo nacional de Irán y también jugador de Esteghlal, dijo en un tuit que uno de los principales estadios de fútbol de Teherán llevará el nombre de Khodayari, "una vez, en el futuro".

El ministro de Tecnologías de la Información y la Comunicación, Mohammad Javad Azari Jahromi, describió el suceso como un "amargo incidente".

La legisladora Parvaneh Salhshouri tuiteó: "Todos somos responsables".

Muere aficionada iraní que protestó prendiéndose fuego