Jueves, 23 May 2019
Ultimas noticias
Casa » Defensa de Lula pide a la justicia el beneficio del régimen abierto

Defensa de Lula pide a la justicia el beneficio del régimen abierto

15 May 2019

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, admitió este domingo que pretende postular al actual ministro de Justicia, Sergio Moro, para la primera plaza disponible en la Corte Suprema, que solo se abrirá en noviembre de 2020.

La defensa del expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva, quien cumple una condena en la cárcel por corrupción, ha solicitado a la justicia brasileña que le conceda al exmandatario el régimen abierto después de que el Tribunal Superior de Justicia (STJ) del país redujera su condena en más de tres años.

Las fuertes palabras de Lula llegan tras una semana marcada por un nuevo decreto rubricado por Bolsonaro que le otorga el derecho a camioneros, abogados, políticos y otros gremios a ser portadores de un arma de fuego. Considerado por muchos especialistas como inconstitucional y promotor de más violencia, el texto enfrenta cuestionamientos en la Justicia y en el Congreso que podrían dejarlo sin efecto.

Lula, exaltado, dijo que espera que Bolsonaro "aprenda, por el bien de Brasil" a guiar al país. "Él corre detrás del hijo para apagar un incendio todos los días. No sé cómo funciona la familia, no voy a especular, pero lo que se presenta públicamente está fuera de control", manifestó quien fuera el jefe de Estado brasileño entre el 1° de enero del 2003 y el 1° de enero de 2011. Estas fueron las primeras declaraciones que el ex mandatario concedió en una entrevista a la cadena inglesa BBC, la segunda desde que está preso en la sede de la Policía Federal en Curitiba. La primera parte de la extensa charla ya había sido publicada la semana pasada.

Lula también repasó su gestión y la de su sucesora, Dilma Rousseff. "A veces lamento no haber sido más firme con Dilma para hacer algunas cosas", dijo, sin esbozar una autocrítica directa. "Brasil ya estaba tomado por el odio", destacó.

Desde el 7 de abril de 2018, Lula permanece en prisión por supuestamente haber recibido un lujoso apartamento triplex en la ciudad de Guarujá, en el litoral de Sao Paulo, de la constructora OAS, a cambio de favorecer a la compañía en contratos con la petrolera estatal Petrobras.

Sin embargo desde el inicio de las denuncias, Lula insiste en su inocencia al tiempo que denuncia que es víctima de una persecución política para impedir que la izquierda vuelva al poder.

Ese fallo podría permitirle beneficiarse, en los próximos meses, según juristas, de un régimen semiabierto, al haber cumplido un sexto de su condena.

En febrero, recibió otra condena a doce años y once meses de cárcel por las reformas que las constructoras OAS y Odebrecht hicieron en una propiedad rural atribuida a Lula en Atibaia, Sao Paulo, en otro pago a sus favores políticos.

Defensa de Lula pide a la justicia el beneficio del régimen abierto