Viernes, 19 Abril 2019
Ultimas noticias
Casa » Sacerdote arriesga la vida para salvar reliquias en incendio de Notre Dame

Sacerdote arriesga la vida para salvar reliquias en incendio de Notre Dame

17 Abril 2019

El incendio de Notre Dame amenazó con devastar algunas de sus reliquias más prestigiosas, entre ellas la corona de espinas, el Santísimo Sacramento y la túnica de San Luis, según informó Infobae.

Fournier tenía su base en Alemania antes de unirse al servicio de bomberos de París como su capellán, y también ha servido en la Diócesis de las Fuerzas Armadas Francesas en Afganistán, según una entrevista que concedió a la revista Christian Family después de los ataques terroristas de 2015.

Cerca de las 8:00 pm, poco más de una hora del inicio del incendio, se derrumbó la icónica aguja de la catedral y las autoridades expresaron su temor ante la posibilidad de que se perdiera todo el edificio, incluidas algunas de las reliquias más sagradas de los católicos.

Así, un grupo de bomberos decidió entrar al edificio en llamas para salvar todo lo que se pudiera.

Entre otros tesoros que custodia la Catedral de Notre Dame también están uno de los clavos con los que se crucificó a Cristo y un fragmento de su cruz. No mostró ningún temor en absoluto, ya que se dirigió directamente a las reliquias dentro de la catedral y se aseguró de que fueran salvados.

Según historiadores, durante las Cruzadas en 1238, el emperador latino de Constantinopla se la dio al rey Luis IX para ganar su apoyo y tratar de preservar su imperio en ruinas.

En 19 de Agosto de 1239, San Luis, vestido con una túnica blanca y descalzo, esperó a que la procesión que venía desde oriente entrase en París.

Fournier estaba entre las personas que hicieron una cadena humana para sacar algunos de los objetos más preciosos.

No es la primera vez que como capellán de bomberos tiene que estar en la primera línea durante un suceso en París. Allí sobrevivió a una emboscada en la que murieron 10 soldados.

Sacerdote arriesga la vida para salvar reliquias en incendio de Notre Dame