Domingo, 16 Junio 2019
Ultimas noticias
Casa » Se descubre que un difunto médico es padre de 71 personas

Se descubre que un difunto médico es padre de 71 personas

15 Abril 2019

Moniek Wassenaar, una de las hijas que ha confirmado ahora su filiación, es psiquiatra de profesión y aseguró en 2017 a EL PAÍS que el médico se aprovechó de mujeres como su madre.

Los análisis se efectuaron en el hospital Canisius Wilhemina, en Nimega, en el sur de Holanda.

Jan Karbaat, apodado en Holanda "el médico inseminador", ha resultado ser el padre biológico de al menos 49 hijos.

Después de su muerte en abril del 2017, cuando él tenía 89 años de edad, sus objetos fueron incautados.

Para Joey Hoofdman la prueba de ADN fue a penas la confirmación oficial para algo que sentía verdadero, por lo menos hace dos años, cuando vio una foto de Kaarbat en nuevo.

El tribunal civil de Roterdam "decidió autorizar la extracción del ADN de las cosas personales precintadas del doctor recientemente fallecido", declaró en aquella oportunidad la juez Petra de Bruin. La donación anónima de semen para la inseminación artificial es posible en Holanda desde 1970. Ha hecho saber que su padre le confió tener "unos 40 descendientes" concebidos por inseminación de sus pacientes. Por esto, también se cree que el doctor falsificó los datos de los donantes. En 2004, un cambio en la ley pasó a permitir a los mayores de 16 pedir la identificación del donante en la clínica que trató a la madre. Una mujer no pudo encontrar al padre biológico de su hija, y ahí entró a fondo la inspección.

Kaarbat tenía una tasa de éxito elevada porque trabajaba con una amplia gama de pacientes, desde parejas estables, mujeres solteras o lesbianas.

La clínica, que funcionó en Barendrecht, en las afueras de Rotterdam, Holanda, entre 1980 y 2009, fue obligada a cerrar, tras una inspección sanitaria que detectó "graves problemas administrativos, como la falta de registros y desorden documental".

En una entrevista en el año 2016, Karbaat afirmó que mezclaba el semen de varios donantes porque eso aumentaba la posibilidad de que la paciente lograra quedarse embarazada.

Sin embargo, siempre se negó a someterse a las pruebas de ADN para comprobar las sospechas, además calificó a las demandantes de "madres insatisfechas con el resultado" de la inseminación.

Cabe mencionar, en febrero, un tribunal dio su visto bueno para que los interesados contrastaran su ADN con el de Karbaat por medio de varios artículos de uso personal que se encuentran guardados en un lugar secreto y bajo llave.

Se descubre que un difunto médico es padre de 71 personas