Понедельник, 15 Июля 2019
Ultimas noticias
Casa » S&P cuestiona el recorte de empleo en Deutsche Bank y Commerzbank

S&P cuestiona el recorte de empleo en Deutsche Bank y Commerzbank

20 Марта 2019

La fusión entre Deutsche Bank, el mayor banco de Alemania, y Commerzbank, su principal competidor doméstico y en el que el Gobierno germano controla alrededor del 15%, representa "una muy mala idea", según ha indicado en rueda de prensa la profesora Isabel Schnabel, uno de los cinco miembros del Consejo de Expertos Económicos del Gobierno de Alemania, conocido popularmente como 'los sabios'. Los defensores de una posible fusión, además, apuntan a la conveniencia de la misma, para evitar que una de las dos entidades sea absorbida por un banco extranjero.

Desde Fráncfort, el corazón financiero alemán, han llegado más críticas contra la propuesta de fusión.

Por otro lado, los sindicatos advierten del peligro de destrucción de entre 10.000 y 30.000 puestos de trabajo.

En este sentido, la economista expresó sus dudas sobre la posibilidad de alcanzar las sinergias de costes anticipadas, que podrían suponer unafactura de entre 30.000 y 50.000 empleos perdidos, según estimaciones de sindicatos y asociaciones de inversores particulares, mientras que no está claro el sentido de la fusión y esta alimentaría la sensación de apoyo público en caso de necesidad.

Algunos señalan que una de las lesiones de la crisis de 2008, como lo dijo en su momento la canciller Angela Merkel, era que se debía evitar que un banco fuera tan grande que, en caso de entrar en problemas financieros, el Estado se viese obligado a rescatarlo con dineros del fisco. De prosperar, la fusión engendraría el banco más poderoso de Alemania y el tercero del continente, una entidad demasiado grande para caer.

La mayoría de los medios de comunicación alemanes dan por hecho que los grandes impulsores del comienzo de las negociaciones fueron el ministro de Finanzas, Olaf Scholz, y su secretario de Estado, Jörg Kukies.

Sin embargo, una vez que se conoció el inició de las conversaciones, el Gobierno se ha esforzado por mantenerse al margen.

A partir de esa declaración, tanto Hebestreit, como el portavoz del Gobierno, Stefen Seibert, eludieron responder sobre si el Gobierno había olvidado las lecciones de la crisis de 2008.

En cuanto a la estructura de la operación, S&P considera que al tratarse de una entidad de mayor tamaño Deutsche Bank podría comprar Commerzbank y realizar una ampliación de capital a través de sus accionistas o mediante la venta de activos.

El bloque, agregó el ministro, puso en marcha varios instrumentos financieros a raíz de la crisis de la deuda para evitar fallos en la estabilidad, como el mecanismo único de resolución bancaria, y es en la actualidad mucho más segura que entonces.

"Tenemos que valorar las oportunidades a medida que emergen", ha escrito el consejero delegado de Deutsche Bank, Christian Sewing, a los empleados del banco. "La experiencia muestra que puede haber razones económicas y técnicas para rechazar la fusión", señaló Sewing.

S&P cuestiona el recorte de empleo en Deutsche Bank y Commerzbank