Martes, 26 Marcha 2019
Ultimas noticias
Casa » Renuncia aliado de Ortega en la Corte Suprema — Nicaragua

Renuncia aliado de Ortega en la Corte Suprema — Nicaragua

12 Enero 2019

Solís por años fue uno de los hombres de mayor confianza del presidente Daniel Ortega y Rosario Murillo siendo catalogado por algunos analistas como el operador político del gobierno dentro del sistema de justicia del país.

"Desde el pasado 17 de abril de 2018 que me fui a México a operar de mi columna y me tocó enterarme desde aquel país de todos los sucesos ocurridos en nuestra patria a partir del 18 de abril en adelante, hasta mi regreso el 12 de mayo; desde la instalación del Diálogo Nacional el 16 de mayo y los siguientes meses en que me tocó por razones de salud ir y regresar de dicho país hasta el día de hoy que les escribo esta carta, he venido contemplando la posibilidad de mi renuncia".

De manera inesperada, Rafael Solís, magistrado de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), renunció a ese cargo en el gobierno y a su militancia en el Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN.

El gobernante nicaragüense Daniel Ortega y su esposa-vicepresidenta Rosario Murillo se quedan cada vez más solos.

El exmagistrado también advierte en su carta del peligro de que en Nicaragua se desate una nueva guerra civil. "La del doctor Solís es una renuncia políticamente motivada, y de mucho peso, porque él era el comisario político del orteguismo en el Poder Judicial, de los principales asesores y consultores, involucrado en todos los golpes a la Constitución".

A su juicio, con esa acción el Ejecutivo rompió de plano con el sector privado, con el que mantuvo una alianza de consenso en los últimos años.

Reprochó, además, que en medio de la crisis estén enjuiciado a una gran cantidad de detenidos "con una serie de acusaciones absurdas sobre delitos que nunca cometieron, sustituyendo ustedes en sus decisiones a todo un Poder Judicial en su conjunto".

El ex magistrado habla en su renuncia de "la guerra contra los medios de comunicación", incluyendo a periodistas fallecidos, golpeados, presos, exilados, luego que el régimen suprimió el derecho a la gente de protestar en las calles.

Asimismo, advirtió de un "caos económico" y que "las posibilidades de una nueva guerra civil en el país, que nadie desea, se verán ahora más cercanas que nunca".

Solis, quien afirma que estará "fuera de Nicaragua por un tiempo", asegura que no desea una guerra civil, pero que Ortega y Murillo "van por ese camino" y anticipó que si el Ejército no desarma a los grupos paramilitares, es de esperar que grupos de oposición busquen el recurso de las armas.

"Hay periodistas muertos, presos y sobre todo una gran cantidad de periodistas en el exilio, y los pocos que quedan en Nicaragua poco a poco van a ser reprimidos y tendrán que irse al exilio o terminarán en la cárcel", avisó.

Auguró que la Organización de Estados Americanos (OEA) terminará expulsando a Nicaragua y que Estados Unidos "va a continuar con su política de aplicar sanciones al país hasta ahogarlo económicamente y mientras tanto, la vía armada cobrará fuerza". "Ustedes se van aferrar al poder y de ahí no van a salir, si no es por la fuerza, pero todo mundo está claro que es muy difícil llegar a las elecciones del 2021", recalcó.

Afirmó que no desea participar por conciencia y por principios en un Gobierno " que ya no tiene la razón ni el derecho, ni el respaldo mayoritario del pueblo y que se apoya únicamente en el uso de la fuerza para mantenerse en el poder". "Ojalá ocurra un milagro y ustedes reflexionen, y retomen la senda del diálogo nacional y la verdadera reconciliación del país", sentenció.

Renuncia aliado de Ortega en la Corte Suprema — Nicaragua