Jueves, 21 Marcha 2019
Ultimas noticias
Casa » Chillida Leku reabrirá sus puertas en abril

Chillida Leku reabrirá sus puertas en abril

12 Enero 2019

Chillida Leku está situado a las afueras de Hernani, cerca de San Sebastián, y está compuesto por un paraje de 11 hectáreas que acoge 40 esculturas al aire libre y el caserío Zabalaga, que exhibía más de un centenar de obras de pequeño y mediano tamaño creadas con materiales como alabastro, granito, hierro, yeso o papel.

"Estamos francamente encantados ante esta nueva etapa que va a experimentar Chillida Leku", aseguró la familia, quien añadió que "no nos cabe duda de que la gran expectación que despierta la reapertura y el creciente interés que la obra de Chillida ha tenido irá seguro en aumento". El museo que conserva el corpus de obra más amplio y representativo de Chillida, inaugurado en 2000, recuperará la actividad de difundir y mostrar la obra del escultor vasco gracias al acuerdo que sus herederos alcanzaron en diciembre de 2017 con la galería suiza Hauser & Wirth para relanzar este museo de autor.

Según ha anunciado la familia de Eduardo Chillida en un comunicado, en el museo situado en torno al caserío Zabalaga de Hernani se "están llevando a cabo trabajos de restauración que permitirán acoger a un flujo continuado de visitantes mayor" y que incluyen una "actualización respetuosa" de las instalaciones. Asimismo, la galería de arte Hauser & Wirth, que ha asumido la representación de la familia desde finales de 2017, está trabajando en estrecha colaboración con esta para salvaguardar su legado, gracias a su experiencia de más de 26 años en el sector.

En abril de 2019 Chillida Leku reabrirá sus puertas, iniciándose así una nueva etapa para este relevante centro cultural. Su labor al frente del museo guipuzcoano se realizará en estrecha colaboración con la familia Chillida, que sigue ostentando la propiedad y controla la gestión del museo.

Comenzaron entonces largas negociaciones con las instituciones vascas, que no fructificaron porque, en aquella situación económica, resultaba inasumible la adquisición pública del museo en las condiciones que los Chillida planteaban, entre ellas, que el museo conservara su carácter monográfico.

Sin embargo, de forma sorpresiva la Diputación renunció a entrar en la operación y esta opción se frustró, lo que llevó a los Chillida a "cerrar cualquier posibilidad de acuerdo futuro" para reabrir el museo de la mano de las instituciones.

El proyecto cuenta, asimismo, con la aportación del arquitecto de naturaleza holandés Piet Oudolf, pionero del movimiento "New Perennial" que introducirá sutiles elementos paisajísticos.

Para conducir esta nueva etapa, Chillida Leku contará con la dirección de Mireia Massagué, que asume esta responsabilidad tras haber sido directora del Gaudí Exhibition Center y haber trabajado previamente en el Teatre Nacional de Catalunya. En esta nueva etapa, deseo que el museo sea un lugar de encuentro internacional, buscando la complicidad con el territorio y la sociedad local. Allí, Chillida coincidió con Santiago Churruca, cónsul en la ciudad gala y, también, propietario de los terrenos de Hernani, donde se ubicaba un caserío del siglo XVI en ruinas, del que el escultor quedó prendado.

Los trabajos de actualización están siendo desarrollados bajo la supervisión del arquitecto argentino Luis Laplace, conocido por sus trabajos de interiorismo y restauración respetuosa y sostenible. Se mejorará, eso sí, su iluminación y también se trabaja en la accesibilidad del edificio para las personas con movilidad reducida y en dotar al centro de un espacio de bienvenida a los visitantes, una cafetería y una tienda, así como en la adecuación del aparcamiento.

Chillida, orientado por el sentido práctico con el que su esposa, Pilar Belzunce, dirigió su carrera, adquirió ese año la finca, y el caserío fue vaciado y rehabilitado con la colaboración del arquitecto Joaquín Montero, para convertirse en taller del escultor, primero, y parte fundamental del museo después.

Chillida Leku reabrirá sus puertas en abril