Lunes, 21 Enero 2019
Ultimas noticias
Casa » Detectan señales misteriosas repetidas desde el espacio exterior

Detectan señales misteriosas repetidas desde el espacio exterior

10 Enero 2019

Sin embargo, esta señal es la segunda en su tipo, y el misterio de qué son y de dónde vienen se mantiene sin resolver.

Los llamados FRB son unos destellos de origen desconocido que se manifiestan como un pulso de radio fugaz y que duran un promedio de unos pocos milisegundos.

Hasta ahora, los científicos habían detectado solo una señal repetiva, a la que denominaron como FRB 121102.

El descubrimiento de la señal extragaláctica se encuentra entre los primeros resultados esperados con impaciencia del Experimento Canadiense de Cartografía de la Intensidad del Hidrógeno (CHIME, por sus siglas en inglés), un revolucionario radiotelescopio inaugurado a finales de 2017 por una colaboración de científicos de la Universidad de British Columbia (Estados Unidos), Universidad de McGill (Canadá), Universidad de Toronto (Canadá), el Instituto Perimetral de Física Teórica y el Consejo Nacional de Investigación de Canadá. Solo una de ellas se ha repetido (unas 200 veces desde que fue descubierta en 2015), teorizándose con que procedía de una magnetoestrella a 3.000 millones de años luz de nuestro planeta.

Los científicos canadienses esperan en un futuro próximo poder captar aún más de estas señales. Esta nueva onda, a la que bautizaron FRB 180814.J0422+73, se repitió seis.

La astrofísica Ingrid Stairs comentó: "Hasta ahora, solo se conocía una FRB repetida".

La herramienta encargada de detectar estas señales ha sido el radiotelescopio CHIME -bajo estas líneas-, ubicado en el Dominion Radio Astrophysical Observatory (DRAO) del valle de Okanagan en la Columbia Británica de Canadá, que consta de cuatro antenas semicilíndricas de 100 metros de largo que exploran todo el cielo del hemisferio norte cada día. Las conclusiones han sido recogidas en un par de papers publicados hoy. La mayoritaria es que se trata de una estrella de neutrones con un campo magnético muy fuerte que gira muy rápidamente, o que se trata de dos estrellas de neutrones que se fusionan. La mayoría de las trece nuevas ráfagas se registraron además en las frecuencias más bajas de CHIME (400 MHz), mientras que las anteriores (las 60 antes descritas) tenían unas frecuencias cercanas a 1.400 MHz. De esta forma, los expertos aseguran que podría tratarse de una tecnología alienígena que está en constante crecimiento.

Detectan señales misteriosas repetidas desde el espacio exterior