Jueves, 15 Noviembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Detenido un tirador al que acusan de querer atentar a Pedro Sánchez

Detenido un tirador al que acusan de querer atentar a Pedro Sánchez

10 Noviembre 2018

En su residencia, en la que la Policía entró el pasado 19 de septiembre, se hallaron 16 armas de fuego cortas y largas -incluido un fusil de asalto militar Cetme-, un subfusil ametrallador Skorpion vz.

El 'lobo solitario', Manuel Murillo Sánchez, de 63 años, era vigilante de seguridad, poseía licencia de armas y los medios lo describen como un experto tirador; sin embargo, el presidente del Club de Tiro del Vallés, donde Murillo participaba, habló de éste en declaraciones a TV3, el primer canal de la televisión pública catalana, como "un tirador mediocre, que se entrenaba en la modalidad de aire comprimido, y que es imposible que fuese un francotirador".

Está imputado por delitos de conspiración para atentar contra autoridad con uso de arma, por amenazas graves, tenencia ilícita de armas, municiones y explosivos y un delito de odio. Según informa el diario Público, el detenido nunca había participado en actos violentos ni tenía antecedentes policiales. El hombre empezó a buscar cómplices para acabar con ese "rojo de mierda", según escribió en el grupo.

Confirmó que se desprende de la investigación que esta persona tenía una clara voluntad de poder llevar a cabo sus acciones contra el presidente del gobierno de España. Hasta ahora solo ha trascendido el siguiente comentario: "Estoy dispuesto a sacrificarme por España" y que pidió información sobre su localización y su agenda.

Durante la clausura de los V Premios de Cepyme, el presidente del Gobierno ha pedido este jueves "sosiego, serenidad, normalidad y trabajo" tras la detención del vigilante de seguridad que anunció su intención de matarlo en un chat de WhatsApp. 61 y cuatro rifles de altísima precisión, capaces de acertar un blanco a 1.000 e incluso 1.500 metros de distancia.

El Gobierno ha garantizado hoy que la seguridad del presidente "en ningún caso se ha visto comprometida" y ha calificado la detención de Manuel Murillo de "incidente". Un perfil que inquietó a los policías por dos motivos: era un nostálgico del franquismo que no tenía nada que perder y era un tirador profesional.

De este modo, cree que la situación que se ha creado "se ha sacado de quicio" y por eso dice que no volverá a hablar de política y venderá todas sus armas.

Tras ser capturado se dio el aviso a los servicios de seguridad de La Moncloa pero el Ejecutivo optó por que la mejor opción era la discreción.

El juez de Terrassa ordenó el ingreso en prisión incondicional del individuo, que fue trasladado a la cárcel de Brians-2, en Sant Esteve Sesrovires, cerca de Martorell, donde confesó sus intenciones nada más ingresar.

Detenido un tirador al que acusan de querer atentar a Pedro Sánchez