Jueves, 15 Noviembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Maneja con esposa con Alzheimer por que nadie puede cuidarla

Maneja con esposa con Alzheimer por que nadie puede cuidarla

09 Noviembre 2018

El hombre de 71 años se preocupa de su cuidado personal, pero también debe levantar a su esposa, vestirla, lavar sus dientes, llevarla al baño y luego subirla a su bus y acomodarla en uno de los asientos delanteros. Desmejorada por un agresivo Alzheimer que la domina y deteriora día a día, ella ya no tiene autonomía y apenas se conecta con la realidad. La acompañante lleva por nombre Fresia, tiene 65 años y hace 4 padece Alzheimer.

Sin importarle el frío, el calor o la lluvia, el hombre despierta cada mañana con un objetivo: atender a su mujer y asistir a trabajar. "Ahora que logré esto me siento tranquilo, siento mucha felicidad pero a la vez me da pena, aunque sé que todo esto es por su bien", resaltó.

Explicó que los pasajeros, en ocasiones, lo apoyan, pero algunos se burlan de Fresia y eso es lo que más le duele. Pero como Mario no tiene con quién dejarla, debe llevarla con él a su trabajo. Muy pocas veces está lúcida, por lo que debe estar siempre atento a sus cuidados: "Yo llego a esta casa y no converso con nadie, perdí mi vida social, no escucho música, no veo televisión, solamente me dedico a ella y a tratar de que se duerma para yo poder descansar por lo menos una media hora mientras está en su cama. Ese es nuestro día a día", comentó.

El chofer contó a un medio lo difícil que se le hace la vida: "Se me ha caído del micro, a veces va durmiendo o le da frío, tiene ganas de ir al baño y debe hacer en un tarro (.), yo tengo que agotar todos los medios para poder cumplir con mi obligación de pareja (.), he golpeado muchas puertas pidiendo ayuda, pero no he recibido ninguna respuesta". "Yo no me quiero deshacer de mi señora porque la quiero mucho", asegura. Nací de una mujer y por eso las respeto. "Más vale hacerse el sordo", dice desanimado. Nos dan la vida, nos cuidan desde bebés hasta que pasamos a ser personas independientes.

"Nosotros recibimos personas que están en situación de vulnerabilidad con pensiones de menos de 200 mil pesos que idealmente no tengan familia o como en este caso, que no hay quien más cuide a la señora, ya que don Mario tiene que trabajar porque su pensión no le alcanza para vivir", agregó.

En la búsqueda de ayuda, Núñez se ha acercado a diversos organismos como el Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama), el Servicio Nacional de la Mujer y la Equidad de Género (SernamEG), y la propia Municipalidad de La Serena, pero lamentablemente no han contado con soluciones efectivas a sus problemas.

Recordar que durante esta jornada la Fundación Las Rosas anunció que ayudará a Fresia a través de un hogar en La Serena para que pueda ser atendida. El sitio es una centro de referencia regional en el tratamiento de todo tipo de demencias. Los síntomas generalmente se desarrollan lentamente y empeoran con el tiempo, hasta que son tan graves que interfieren con las tareas cotidianas.

Maneja con esposa con Alzheimer por que nadie puede cuidarla