Domingo, 18 Noviembre 2018
Ultimas noticias
Casa » El diablo entra por el amor al dinero — El Papa Francisco

El diablo entra por el amor al dinero — El Papa Francisco

08 Noviembre 2018

El mundo no se hizo "en serie", "hay diferencias, condiciones diversas, culturas diversas, así se puede vivir proveyendo los unos a los otros", recordó hoy el papa Francisco en la audiencia general de los miércoles, dedicada al mandamiento "no robar". De hecho, "la sensibilidad humana es muy susceptible a la defensa de las posesiones".

La sabiduría cristiana nos dice que, por voluntad divina, los frutos de la creación están destinados a todo el género humano. El mundo es rico en recursos para asegurar a todos los bienes primarios.

Señaló "no podemos considerarnos dueños absolutos de las cosas" y que antes que pensar en el bienestar propio hay que pensar en la "distribución justa" de los bienes: "Muchos viven en una situación de pobreza escandalosa", subrayó. ¡Pero el mundo es uno solo! ¡La humanidad solo es una!” y “las riquezas del mundo están hoy en las manos de una minoría, de unos pocos.

"Si sobre la tierra hay hambre no es porque falta el alimento". Es más, debido a las exigencias del mercado se llega a veces a tirarlo. "Efectivamente si no consigo donar algo es porque esa cosa me posee, tiene poder sobre mí y soy su esclavo". Toda riqueza, para ser buena, debe tener una dimensión social.

En esta perspectiva, aparece el significado positivo y amplio del mandamiento "No robarás". Nadie es dueño absoluto de los bienes: es un administrador de los bienes. La posesión es una responsabilidad, y cada bien sustraído a la lógica de la Providencia de Dios es traicionado en su sentido más profundo”.

El Papa aseguró que si eres rico, es una responsabilidad que tienes: "lo que poseo verdaderamente es lo que sé donar", dijo. Esta es la medida para saber si administro bien o mal las riquezas; esta palabra es importante: lo que realmente poseo es lo que sé dar.

En sentido positivo, expresó: "no robarás" significa que el Señor nos llama a ser administradores responsables de su Providencia, a aprender a multiplicar con creatividad los bienes que poseemos". 2, 4, ver St.5, 11). "El pontífice concluyó afirmando que “lo que nos hace ricos no son los bienes sino el amor". Primero viene el dinero, el amor por el dinero, el afán de poseer. Así actúa el diablo en nosotros. Pero la puerta son los bolsillos.

Queridos hermanos y hermanas, una vez más Jesucristo nos revela el pleno sentido de las Escrituras. "No robarás" significa: ama con tus bienes, aprovecha tus medios para amar como puedas. Entonces tu vida se vuelve buena y el poseer se convierte verdaderamente en un don.

El diablo entra por el amor al dinero — El Papa Francisco