Domingo, 18 Noviembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Detenido un francotirador de 63 años que quería matar a Pedro Sánchez

Detenido un francotirador de 63 años que quería matar a Pedro Sánchez

08 Noviembre 2018

Aunque no había participado en actos violentos, sí que frecuentaba ambientes de ultraderecha.

Vigilante de seguridad privada, con licencia de armas, buscó cómplices para acabar con ese "rojo de mierda".

Según las fuentes locales, al hombre no le importaba ser capturado, y decía estar dispuesto a "sacrificarse por España".

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha dicho, por su parte, que después de las noticias publicadas sobre este hecho su "única respuesta" es que se mantenga "el sosiego y la serenidad". Además, es un tirador sobresaliente, el mejor de los del club de tiro olímpico del Vallés en el que practicaba y competía con éxito desde hacía muchos años, hasta convertirse en un experto en armamento; un francotirador avanzado capaz no sólo de modificar armas cortas o largas, sino incluso de construirlas.

VOX no va a revelar la identidad de nuestra coordinadora local, actual testigo protegido, y pedimos a los medios de comunicación que no desvelen sus datos personales y que todas las cuestiones que quieran plantear sobre este asunto lo hagan a través del departamento de prensa del partido.

Para acordar su ingreso en prisión preventiva, el juez tuvo en cuenta que cuando fue detenido llevaba consigo dos armas de fuego y, en el registro de su domicilio, se le intervinieron otras 14 armas cortas y largas, algunas de ellas de guerra, que le habrían permitido disparar a un blanco desde 1.500 metros de distancia.

Ha trascendido que, a este vigilante de seguridad aficionado al tiro, en el momento de la detención, que se produjo hace tres semanas, le han encontrado 16 armas de fuego en su casa. El caso está en manos del Juzgado número 3 de Terrassa, ya que la Audiencia Nacional -máxima instancia penal- rechazó que se tratara de una amenaza "terrorista".

La causa está abierta por los delitos de conspiración para atentar contra autoridad con uso de arma, delito de amenazas graves, delito de tenencia ilícita de armas, municiones y explosivos y un delito de odio.

El sospechoso está actualmente en prisión incondicional en el Centro Penitenciario Brians-2, en Sant Esteve Sesrovires, cerca de Martorell, donde habría confesado nada más entrar sus intenciones de atentar contra Pedro Sánchez.

Fuentes de la Moncloa han asegurado este jueves, tras trascender la información, que "en ningún caso se ha visto comprometido la seguridad del presidente". Así, han tildado de "incidente" la detención de este hombre a mediados de septiembre y han incidido en que "este tipo de amenazas es una constante", a la que, no obstante, no hay que acostumbrarse.

Detenido un francotirador de 63 años que quería matar a Pedro Sánchez