Miércoles, 21 Noviembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Casa Blanca desvincula a Trump del caso contra su exjefe de campaña

Casa Blanca desvincula a Trump del caso contra su exjefe de campaña

15 Setiembre 2018

Paul Manafort, el exjefe de campaña del ahora presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aceptó este viernes colaborar con la fiscalía especial en la investigación de la trama rusa como parte de un acuerdo de culpabilidad.

Esta vuelta de tuerca se produce en un momento en que la investigación del fiscal especial Robert Mueller sobre una posible colusión entre el equipo de campaña de Trump y Rusia aumenta la presión sobre la Casa Blanca.

Paul Manafort se declarará culpable de un cargo de "conspiración contra Estados Unidos", y otro de "conspiración para obstruir a la justicia", según documentos presentados en el Tribunal de Distrito de Columbia.

Mueller investiga desde mayo de 2017, de manera independiente al Gobierno, los posibles lazos entre miembros de la campaña de Trump y el Kremlin, al que las agencias de Inteligencia acusan de interferir en los comicios de 2016.

Trump no dijo absolutamente nada sobre el acuerdo de cooperación de Manafort, y su abogado, el exalcalde de Nueva York, Rudy Giuliani, mantuvo la estrategia oficial de marcar distancias.

Manafort fue fundamental para que el presidente Donald Trump obtuviera la nominación del Partido Republicano en 2016 y sirvió en su campaña hasta agosto de ese año.

La portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders, dijo que la decisión de Manafort de cooperar con Mueller no tiene ninguna relación con el presidente.

Manafort, quien permanece encarcelado desde junio pasado, ya fue declarado culpable por un jurado en Alexandria (Virginia) el mes pasado de ocho cargos de evasión de impuestos y crímenes financieros, y aguarda sentencia en ese caso.

Sin embargo, su "cooperación plena" con el FBI es importante porque, como expresidente de la campaña presidencial de Trump durante cinco meses, seguramente será interrogado sobre todo lo que sabe de los contactos de la campaña con autoridades de Rusia en 2016. También fue encontrado culpable de no declarar en 2012 que tenía cuentas bancarias en el extranjero y de dos cargos de fraude bancario en el que lo acusaron de mentir para obtener créditos por millones de dólares al agotársele sus ingresos por consultorías.