Lunes, 22 Octubre 2018
Ultimas noticias
Casa » Trump y Erdogan sacudieron la economía turca

Trump y Erdogan sacudieron la economía turca

12 Agosto 2018

El presidente de Estados Unidos Donald Trump dijo que duplicará los aranceles al acero y al aluminio de Turquía y aumentó la presión sobre la debilitada economía de ese país que está en una pelea diplomática con Washington.

"Acabo de autorizar una duplicación de aranceles sobre acero y aluminio con respecto a Turquía ya que su moneda, la lira turca, se desliza rápidamente hacia abajo contra nuestro fuerte dólar", escribió el Mandatario en Twitter.

En marzo, la Casa Blanca ya había impuesto aranceles aduaneros suplementarios de alrededor de 25% y 10% a las importaciones de ambos materiales, lo cual significa que ahora estarán gravados con un 50% y 20%, respectivamente.

Las relaciones entre EE.UU. y Turquía se han tensado después de que Washington sancionara hace varios días a algunos ministros turcos por el caso del pastor estadounidense Andrew Brunson, arrestado en Turquía por presunta colaboración con terroristas en el país euroasiático.

Esta incertidumbre económica terminó de sacudir a una economía turca ya endeble, y desde los primeros días de agosto la lira sufrió una seguidilla de devaluaciones.

La lira ha perdido más del 40 por ciento este año.

Sin nombrar países, Erdogan dijo que los partidarios de un fallido golpe militar hace dos años, que según Ankara fue organizado por un clérigo musulmán con sede en Estados Unidos, estaban atacando a Turquía con nuevos métodos desde su reelección hace dos meses.

El presidente de Turquía acusó este sábado a Estados Unidos de librar una "guerra económica" contra su país y afirmó que esa es la explicación de las actuales dificultades nacionales.

De acuerdo con la experta, la caída de la lira turca comenzó a tener efectos sobre otras divisas desde este jueves ante la creciente desconfianza en la política económica del gobierno de Turquía así como las tensiones políticas que existen con el gobierno estadounidense.

"Si hay alguien que tiene dólares u oro debajo de su colchón, debería cambiarlo por liras en nuestros bancos". Pero en un entorno ya difícil, por las políticas monetarias más restrictivas en Europa y, especialmente, en Estados Unidos, los crecientes temores de los inversores no hacen sino agravar el problema.

A los mercados también les preocupan las orientaciones de la política económica de Erdogan y el rechazo del banco central turco a elevar las tasas de interés para frenar una inflación que en julio llegó casi a 16% interanual. No se dieron más detalles, pero la llamada parece indicar que Turquía está dispuesta a alejarse más de sus aliados en la OTAN y a acercarse más a Rusia, cuyas relaciones con Occidente están en su punto más bajo desde la Guerra Fría.

Trump y Erdogan sacudieron la economía turca