Domingo, 26 May 2019
Ultimas noticias
Casa » "Era un niño muy bueno", asegura la madre de Osama bin Laden

"Era un niño muy bueno", asegura la madre de Osama bin Laden

04 Agosto 2018

En realidad, la decisión no fue solo de ella.

La madre de Osama se llama Alia Ghanem tiene 75 años y goza de muy buena salud. Recuerda claramente cómo fue la infancia de su primer hijo, de quien guarda una foto en el centro de la sala en la que Bin Laden aparece con una camisa verde militar.

"Era un muy buen chico y me quería mucho".

A pesar del protagonismo que luego iba a tener como líder de la organización Al Qaeda, la mujer aseguró que su hijo era tímido y retraído.

"Han pasado 17 años y ella lo sigue negando". El vuelco definitivo se produjo luego de su ingreso a la carrera de Economía en la Universidad Rey Abdulaziz, en Jeddah.

"Era muy bueno, hasta que conoció algunas personas que le lavaron el cerebro", dijo la madre de Bin Laden. "Puede decirse que era un culto", sostuvo.

"La gente en la universidad lo cambió, se convirtió en un hombre diferente".

En relación a los atentados del 11 de septiembre, Alia niega que su hijo tuviera que ver con los incidentes pero Ahmad, otro de sus hijos manifestó a The Guardian que su mamá nunca lo culparía por algo así.

La figura que ejerció importancia en la vida de Osama fue Abdullah Azzam, miembro de la Hermandad Musulmana. Pronto se convirtió en un guía espiritual. "Todos los que le conocieron en su primera etapa le respetaban". En ese momento estábamos muy orgullos de él. Hasta el gobierno libio lo trataba de una manera muy respetuosa. "Nunca quise que pasara nada de esto. ¿Por qué desperdiciaría su vida de esa manera?", agregó la mujer.

La familia asegura que la última vez que vieron a Osama fue en Afganistán en 1999, un año en que lo visitaron dos veces en su refugio ubicado en las afueras de Kandahar. "Estaba cerca del aeropuerto, era un sitio que le habían arrebatado a los rusos".

Estaba feliz de recibirnos. Cada día que estuvimos allí nos enseñó todo en el lugar. "Mató a un animal y tuvimos un festín", contó Ghanem.

Desde la comodidad de su mansión, en la que vive con su esposo y con algunos de los hermanos de bin Laden, en la ciudad de Jeddah, Alia Ghanem se sincera.

Cuando Ghanem terminó la entrevista, se retiró y Ahmad, uno de sus hijos aclaró a los periodistas que ella todavía es incapaz de mirar con objetividad las atrocidades de su hijo.

"Ya van a ser 17 años del 11-S y ella continúa con una actitud negadora respecto de Osama". En cambio, acusa a aquellos que lo rodeaban. "Nunca conoció el lado yihadista".

Sobre la cuestión geopolítica, según sostiene el especialista Khatchik Derghougassian en su libro 'Todo lo que necesitas saber sobre el conflicto en Medio Oriente', EE.UU. bajo la Administración de Ronald Reagan jugó un rol protagónico empoderando a los muyahidines de Bin Laden para derrotar a los soviéticos en Afganistán, bajo el marco de la Guerra Fría.

Osama bin Laden murió en una operación en su refugio Abbottabad (Pakistán) de los Navy Seal gracias a un informante que resultó ser un agente de la seguridad paquistaní.