Lunes, 24 Febrero 2020
Ultimas noticias
Casa » Cayó Masaya tras intenso ataque armado del Gobierno de Nicaragua

Cayó Masaya tras intenso ataque armado del Gobierno de Nicaragua

18 Julio 2018

Los manifestantes piden la renuncia de Daniel Ortega del gobierno.

"El texto es muy vago y permite una amplia interpretación que podría provocar que se incluyera (en la definición de terrorista) a personas que simplemente están ejerciendo su derecho a la protesta", afirmó la oficina del Alto Comisionado en un comunicado. Este cuenta que además se han registrado "múltiples" heridos y que once paramilitares se encuentran retenidos por la población civil.

También denunció que la policía y los parapolicías se tomaron a la fuerza el centro hospitalario departamental Masaya y niegan la atención a las víctimas.

Al menos tres muertos, 40 capturados y una cantidad no precisada de heridos dejó un ataque de policías y paramilitares en un barrio indígena de la ciudad de Masaya, al este de la capital de Nicaragua, según datos de organismos de derechos humanos independientes.

Mientras tanto, monseñor Juan Abelardo Mata, obispo de Esteli, viajaba a la zona para mediar en el conflicto. De acuerdo a medios locales, la camioneta en la que viajaba Mata recibió varios impactos de bala en el municipio de Nindiri, en el departamento de Masaya.

Es cierto que hasta hace tres meses este barrio declaraba cierta lealtad al Frente Sandinista, más por el pasado de la lucha contra la dictadura, pero desde el inicio de la represión de abril -cuando comenzaron las protestas contra Ortega- sus vecinos se rebelaron contra el régimen.

"Mis buenos Hijos, hombres y mujeres de buena voluntad: Ante el acoso armado que en este momento está sufriendo la ciudad de Masaya, exhorto a la población de esta amada ciudad, a resguardarse en sus hogares o lugares seguros para evitar una muerte más", dijo Brenes, en un mensaje emitido por la Arquidiócesis de Managua.

"El gobierno desató otro baño de sangre en Masaya".

Nadie podía cruzar sus retenes, ni periodistas -"por su propia seguridad"- ni ciudadanos o delegaciones eclesiásticas.

La caravana consiguió recorrer 21 de los cerca de 28 kilómetros que separan Masaya de Managua, pero allí, ante la cercanía de las barricadas policiales y parapoliciales en conjunto, optaron por detenerse y retornar, tras un fuerte debate entre si seguían o no. "Recordamos al Estado de Nicaragua que ya existe un marco para detener la violencia y abrir canales de diálogo que eviten más pérdidas de vidas", sostuvo Abrao en la red social Twitter.

Desde el 18 de abril, unas 280 personas perdieron la vida en una oleada de protestas contra una reforma del sistema de pensiones que se convirtieron en un clamor para exigir la salida del poder de Ortega.

Cayó Masaya tras intenso ataque armado del Gobierno de Nicaragua