Miércoles, 19 Setiembre 2018
Ultimas noticias
Casa » La obsesión militar de Trump sacude a la OTAN

La obsesión militar de Trump sacude a la OTAN

13 Julio 2018

Añadió que Trump ya hizo esa propuesta durante la cumbre de la OTAN del año pasado.

Trump asegura que Estados Unidos gasta un 4,2% de su PBI en defensa, pero los datos actualizados de la OTAN sitúan esa cifra en un 3,5%.

La canciller alemana, Angela Merkel, respondió que "yo misma experimenté como una parte de Alemania estaba ocupada por la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS)".

El programa es presentado por Silvia Corzo, Lucho Garzón y el 'profe' Adrián Magnoli. "Estados Unidos está pagando demasiado", "no es justo para los contribuyentes", agregó.

Según dijo, esos Estados "pagan sólo una fracción" del coste de su seguridad, mientras que EEUU "paga decenas de miles de millones de dólares de más para subsidiar a Europa" a la vez que tiene "grandes pérdidas en comercio" con los europeos.

Tras una primera sesión del Consejo del Atlántico Norte, los líderes abordarán en una cena de trabajo las diferentes amenazas a las que se enfrenta la Alianza, apartado en el que hablarán de las relaciones con Rusia, con quien la OTAN mantiene suspendida su cooperación práctica a raíz de su implicación en la crisis ucraniana.

Sánchez recordó que en la cumbre de la OTAN celebrada en Gales en 2014 los socios de la Alianza, España entre ellos, asumieron unos objetivos de incremento de gasto que dijo se complementaron posteriormente con el desarrollo de capacidades de defensa y la contribución en operaciones a la seguridad global. Lo que sí consigue la nueva exigencia del presidente norteamericano es evidenciar de nuevo el desencuentro con sus socios europeos, a los que Trump también ha interpelado para que dejen de adquirir energía a Rusia en los volúmenes en que lo hace ahora.

Los más pesimistas temen escenarios más dramáticos: que Trump reconozca la anexión rusa de la provincia ucraniana de Crimea, que retire a sus tropas de Europa o incluso que amenace con sacar a EE.

Reconoció que el dinero que los aliados inviertan en Defensa será gastado "adecuadamente" y admitió que algunos países de la OTAN son "muy ricos" y otros "no lo son tanto", pero que a estos Washington está dispuesto a ayudarlos a comprar equipamiento militar. "Ahora, estamos muy felices de tener una OTAN muy fuerte, mucho más fuerte que hace dos días", celebró Trump al término de una cumbre en Bruselas.

"Estados Unidos no fue tratado justamente, pero ahora lo somos".

El secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, había llegado a Bruselas preocupado porque el presidente exacerbaría las tensiones allí con los aliados, dijeron varios funcionarios, y había planeado permanecer cerca del presidente durante sus reuniones allí. "Pero tiene wifi en el avión, así que veremos", decía premonitoriamente a su llegada a la segunda jornada de la cumbre de jefes de estado y de gobierno de la OTAN el primer ministro de Luxemburgo, Xavier Bettel.

Los líderes de la OTAN acordaron la creación de cuarteles específicos y el despliegue de una misión de formación de las fuerzas iraquíes, a pesar de los desacuerdos que persisten entre EE.UU. y los aliados en torno al gasto militar.

"Sabemos que tenemos que hacer más y lo hacemos desde hace un cierto tiempo", dijo Merkel, principal blanco de los ataques del presidente estadounidense ya que la primera economía europea sólo destina un 1,24% en 2018 al gasto militar.

La obsesión militar de Trump sacude a la OTAN