Domingo, 18 Noviembre 2018
Ultimas noticias
Casa » El Ejército de Nicaragua aseguró no intervenir en las protestas

El Ejército de Nicaragua aseguró no intervenir en las protestas

13 Julio 2018

Según Samcam entre el armamento utilizado en los ataques figuran lanzacohetes portátiles rusos RPG 7, ametralladoras PKM y granadas de mano.

Las ofensivas se perpetraron el fin de semana pasado en las ciudades de Jinotepe y Diriamba, en el Pacífico, así como en Matagalpa, en la zona norte de Nicaragua.

El gobierno de Daniel Ortega, mientras, adelanta acciones para acabar con la violencia.

Durante sus declaraciones, Guevara reiteró que el Ejército nicaragüense [VIDEO] rechaza el montaje de imágenes y falsas informaciones, alegando que las mismas solo tienen como objetivo, hacer creer que los miembros del ejército estarían involucrados en las manifestaciones de orden público, que hasta la fecha, han cobrado la vida de más de 320 personas.

El Ejército de Nicaragua rechazó lo que calificó de una campaña calumniosa en su contra, soportada en la manipulación de imágenes falsas para tergiversar su quehacer en el contexto de la crisis que persiste hoy en el país. Diversos sectores han pedido al Ejército desarmar a esas fuerzas armadas irregulares que actúan con la aquiescencia del Gobierno, tema al que no se refirió esa institución. A través de un comunicado, los militares han negado cualquier vinculación en los actos violentos y han asegurado que tienen "el control absoluto" de su armamento.

Asimismo, destacaron tener "un control absoluto" tanto de su personal, como del armamento que tienen en su institución.

"Lo que hacemos lo decimos y lo que decimos lo hacemos", remarcó el Ejército, que se definió en el comunicado como "el pueblo mismo uniformado, trabajando en su propio beneficio".

Las protestas contra Ortega se iniciaron el 18 de abril, por unas fallidas reformas a la seguridad social y se convirtieron en un reclamo que pide la renuncia del mandatario, después de once años en el poder, con acusaciones de abuso y corrupción en su contra.

El Ejército de Nicaragua aseguró no intervenir en las protestas