Miércoles, 26 Febrero 2020
Ultimas noticias
Casa » Croacia termina con el sueño de Rusia en tanda de penaltis

Croacia termina con el sueño de Rusia en tanda de penaltis

08 Julio 2018

Porque Rusia no quiso ser el equipo ultradefensivo que sofocó a España en los octavos.

El entrenador ruso, Stanislav Cherchésov, se mostró "muy orgulloso" de sus jugadores pese a la derrota. A Rakitic y a Modric les costó sentirse cómodos y el fútbol croata quedó reducido a un buen puñado de balones en largo para que Perisic, Rebic, Mandzukic y Kramaric se batieran el cobre con la zaga rival. Los de Zlatko Dalic volvieron a dejarse el fútbol en el hotel, como ante Dinamarca, y toparon con el orgullo ruso. Otra vez los locales, lanzados por un público increíble, estaban consiguiendo acabar con un equipo superior sobre el papel.

RUSIA: Akinfeev; Fernandes, Kutepov, Ignashevich, Kudriashov; Zobnin, Kuziaev; Samedov (Erokhin, min.54), Golovin (Dzagoev, min.102), Cheryshev (Smolov, min.67); y Dzyuba (Gazinskiy, min.79).

Croacia participa en su quinto Mundial y se encuentra ante la posibilidad de empatar su mejor actuación, que justamente se dio en su debut con el tercer puesto obtenido en "Francia 1998". Al igual que había ocurrido con el tanto ruso, el de los balcánicos llegó tras la casi única acción combinativa del equipo, en una jugada en la que intervinieron Ivan Strinic y Mario Mandzukic y en la que fue la cabeza de Andrej Kramaric la que acabó impulsando definitivamente el esférico al fondo de las mallas (39'). Para los croatas, la prórroga parecía casi un castigo, para los rusos, una bendición.

Fuera de lugar de Rusia, balón parado para Croacia.

Modric comenzó a vivir mucho más suelto, pero a Croacia no se la veía demasiado preocupada por el resultado. - Croacia se impuso el sábado 4-3 por penales para liquidar al fin a una Rusia que jamás dejó de pelear en su casa, con lo que se completó el cuarteto de semifinalistas en el Mundial. Ambas habían firmado la tregua hasta la prórroga.

Con pocos recursos ofensivos, Rusia parecía despachado, pero los croatas pagaron cara una mano infantil de Privaric.

Tras un gran Mundial, Rusia se despidió de su fiesta de la manera más dramática y sufrida, y muy por encima de las expectativas.

Luego, al 114', animados por su afición, los anfitriones tuvieron una pelota a balón parado la cual Mario Fernandes remató de cabeza para mandar a la definición desde los once pasos donde todo es posible.

Smolov, al que Dzyuba quitó el puesto de titular en la delantera en la primera fase, falló el primer penal de la tanda, lanzado "a lo panenka" y que fue rechazado por el portero croata Subasic.