Miércoles, 18 Julio 2018
Ultimas noticias
Casa » Las sauditas al volante, en cuatro puntos clave

Las sauditas al volante, en cuatro puntos clave

24 Junio 2018

Día histórico para las mujeres en Arabia Saudita. Justo después de medianoche, Samar Almogren giraba por primera vez la llave del contacto de su automóvil, un momento inolvidable para esta mujer que ya había conducido en el extranjero pero nunca en su país.

Detrás del cese de esta restricción que empujó décadas de reclamos está el príncipe heredero Mohammed bin Salman, visto por la mayoría de saudíes como un reformista. Llevar el volante después de haber pasado años en el asiento trasero.

Se trata de una de las tantas prohibiciones que pesan sobre las mujeres en territorio saudí por el hecho de ser mujeres tales como caminar solas por la calle, abrir una cuenta bancaria sin autorización masculina, viajar por su cuenta o elegir libremente la ropa que quieran usar o vestir como quieran.

"Las mujeres viven en un sistema patriarcal en Arabia Saudita", señala Hana Al Jamri, autora de un libro sobre las mujeres en el periodismo en Arabia Saudita que se publicará próximamente. La nueva medida "ayudará a desafiar las normas sociales y de género que entorpecen la movilidad, la autonomía y la independencia".

El paso, anunciado por primera vez en septiembre, libera a muchas mujeres de la necesidad de contratar a un conductor hombre para recorrer incluso pequeñas distancias, y permitirá a muchas otras integrarse a la fuerza laboral, desarrollar sus propios negocios y explorar el reino.

"Las saudíes experimentan un sentimiento de justicia".

Los sectores ultraconservadores en Arabia Saudita afirmaron durante mucho tiempo que permitir a las mujeres manejar propiciaría el pecado y las expondría al acoso.

Según el gabinete PricewaterhouseCoopers, unos tres millones de mujeres podrían obtener su carnet y comenzar a conducir de forma activa de aquí al 2020. Algunas enseñan incluso a conducir motos Harley Davidson, algo impensable hace tan solo un año.

Muchas saudíes indicaron en las redes sociales qué habían pensado hacer este domingo, planes como acompañar a su madre a tomar un café o un helado, algo banal para el resto del mundo, pero excepcional en Arabia Saudita.

Unos seis millones de mujeres, es decir el 65% de la población femenina en edad de conducir, podrían pedir el permiso de conducir desde el levantamiento de la prohibición, según la consultoría Facts Global Energy de Londres.

Pero muchas mujeres temen seguir siendo blanco de los líderes conservadores en este país, donde los hombres mantienen el estatuto de "tutores".

Bajo el impulso del príncipe Mohamed, que devino heredero al trono hace un año, Arabia Saudita también autorizó la apertura de salas de cine y conciertos mixtos, una muestra de su intención de volver al "islam moderado".

Pero el entusiasmo que suscitó el anuncio de sus reformas parece haber quedado empañado por una oleada de represión contra las activistas que se opusieron durante mucho tiempo a la prohibición de conducir, entre otras causas.

Las sauditas al volante, en cuatro puntos clave