Sábado, 20 Octubre 2018
Ultimas noticias
Casa » Los chistes que Anna Frank escondió en su diario

Los chistes que Anna Frank escondió en su diario

16 May 2018

"Su vida interior y su voz parecen casi sorprendentemente contemporáneas, asombrosamente similares a las voces de los adolescentes que conocemos", dice Francine Prose, autora de "Ana Frank: El libro, la vida, la vida después de la muerte". "El diario de Ana Frank" se convirtió en símbolo de esperanza y ha llegado a cada rincón del mundo, traducido en numerosos idiomas.

"Las bromas 'sucias' son clásicas entre los niños en crecimiento". Las páginas inéditas fueron escritas el 28 de septiembre de 1942, menos de tres meses después de que su familia se escondiera de los nazis en un anexo secreto en Ámsterdam, donde hoy se alza un museo en honor a Ana Frank. "Dejan en claro que Anne, con todos sus dones, era sobre todo una niña normal".

"Una de sus bromas fue esta: "¿Sabes por qué las chicas alemanas de la Wehrmacht están en Holanda?

La adolescente judía podría haber cubierto las páginas con adhesivo y papel marrón porque le preocupaba que otras personas en su escondite pudieran leerlas, ya que contienen una serie de bromas pesadas y sus pensamientos sobre la educación sexual, según explicó el director de la Casa de Ana Frank en Amsterdam, Ronald Leopold. "Como colchones para los soldados".

Un hombre tenía una esposa muy fea y él no quería tener relaciones con ella. En ellas, Frank, de 13 años, escribió algunos comentarios y chistes sobre sexo. Páginas con texto y fotos del diario de Ana Frank, en octubre de 1942. Para su cumpleaños número 13, Ana Frank recibió un diario rojo de cuadros, su primer diario.

Por muchos años el diario de Anne Frank, la niña judía que vivió escondida por años para escapar de la persecución de los nazis, ha sido motivo de estudio. La razón por la que fueron descubiertos, después de lograr permanecer ocultos tanto tiempo, sigue siendo un misterio. Más tarde murió en el campo de concentración de Bergen-Belsen cuando tenía 15 años.

Su padre, Otto, fue el único de los ocho ocupantes de la "casa de atrás" que sobrevivió a la Segunda Guerra Mundial y pudo publicar el diario de su hija. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Los chistes que Anna Frank escondió en su diario