Martes, 25 Setiembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Familias de periodistas piden transparencia a Colombia

Familias de periodistas piden transparencia a Colombia

16 May 2018

Han pasado 32 días desde que se conoció la ejecución de 3 integrantes del equipo periodístico del diario El Comercio de Ecuador Efraín Segarra, Javier Ortega y Paúl Rivas, asesinados por disidentes de las FARC de Colombia.

Ellos desaparecieron el 26 de marzo en la zona de Mataje, en el noroeste de la provincia costera de Esmeraldas, fronteriza con Colombia, y a mediados de abril el Gobierno anunció que habían sido asesinados. Y también es importante visualizar qué es lo que Colombia hará al respecto. Los familiares criticaron la actuación de las autoridades colombianas ya que afirmaron que el Gobierno "no ha asumido su responsabilidad" en el caso, según Rivas.

De su lado, Yadira Aguagallo, representante de los familiares de las víctimas, reveló que un grupo de ese colectivo visitará Colombia en los próximos días para reunirse con la Fiscalía y otras entidades de ese país.

La recuperación de los cuerpos de sus tres seres queridos asesinados en Colombia, el apoyo de Colombia en el trabajo del grupo de expertos que dirigirá la CIDH y la desclasificación de toda la información en Colombia sobre el secuestro y asesinato del equipo periodístico.

En ese comunicado, los familiares aseguran que la información recibida del Gobierno la pondrán dentro de una cadena de custodia, para ser entregada finalmente Grupo Internacional de Expertos.

En el comunicado, los familiares recuerdan que las autoridades "hace 50 días nos aseguraron que Javier, Paúl y Efraín volverían con vida. Ninguna de las dos "altas prioridades" se ha cumplido".

El presidente Juan Manuel Santos los recibirá en las próximas horas en la Casa de Nariño para coordinar acciones con organismos humanitarios para el traslado de los cuerpos hacia el Ecuador.

Hoy "recibimos la documentación que resume la versión del Gobierno sobre los hechos acontecidos a partir del 26 de marzo del 2018, día en que un periodista, un fotógrafo y un conductor -que realizaban una asignación periodística para Diario El Comercio- fueron secuestrados en la frontera con Colombia".

Las circunstancia del secuestro "no han sido esclarecidas" y el posterior asesinato del equipo de prensa también deja "un vacío y una sensación de impotencia e indignación que perdurará en la memoria del país", sostienen los familiares.

"Esta documentación va a ser llevada a una caja de seguridad bancaria y va a permanecer sellada hasta que venga la CIDH, para lo cual se ha firmado un acuerdo de confidencialidad inserta en la entrega tanto por los familiares como de los personeros del gobierno", reiteró el abogado ecuatoriano, Carlos Arizaga.

Familias de periodistas piden transparencia a Colombia