Miércoles, 18 Julio 2018
Ultimas noticias
Casa » May defiende y cataloga de "correcto" ataque contra Siria

May defiende y cataloga de "correcto" ataque contra Siria

17 Abril 2018

Finalmente, el comunicado incluyó las declaraciones de la primera ministra de Reino Unido, Theresa May, quien vio como positivo el hecho de que varios países de la coalición internacional se hayan unido para intervenir en Siria.

En un segundo ataque de Estados Unidos y sus aliados quedó destruido un depósito de armas químicas ubicado al oeste de Homs en el que el Gobierno de Al Assad almacenaba sus principales reservas de gas sarín, una de las sustancias utilizadas en los presuntos ataques químicos.

La principal crítica que enfrentó May fue por haber tomado la decisión de atacar militarmente otro país sin la aprobación del Parlamento, como establece el derecho interno y sin la autorización del Consejo de Seguridad, como requiere el derecho internacional.

Siria y Rusia han negado las acusaciones, calificándolas de "escenificadas" y "fabricadas".

May dijo que reconoce la importancia de consultar al Parlamento, pero agregó que siempre habrá circunstancias en las que el gobierno pueda actuar por motivos operativos sin tener que entablar primero un debate en el Parlamento.

May fue atacada por los políticos de oposición y por lo menos un conservador al presentar un informe sobre los ataques del fin de semana de Reino Unido, Estados Unidos y Francia.

Blackford preguntó a May si consultaría al Parlamento primero antes de futuros ataques si fuera necesario y May dijo de nuevo que no siempre es posible consultar primero al Parlamento.

El programa de Andrew Marr también entrevistó al líder de la oposición, Jeremy Corbyn, quien condenó que el gobierno de Reino Unido haya participado en los ataques aéreos contra Siria sin que antes el tema haya sido debatido y aprobado por el Parlamento.

Washington, París y Londres calificaron de exitosos los bombardeos, pero Johnson reconoció que no sabía si Assad aún podía poseer armas químicas y que observarían diariamente los acontecimientos en Siria.

Las encuestas de opinión sugieren que la mayoría de los británicos, todavía afectados por el conflicto en Irak, no apoya la acción militar, y uno de Survation realizado después de los ataques indicaba que el 40 por ciento de las 2.060 personas encuestadas se oponía a la intervención.

"Espero que esto sea un impedimento para él y, obviamente, espero que no signifique más sufrimiento humanitario para el pueblo sirio como resultado del uso de armas químicas".

May defiende y cataloga de