Sábado, 17 Noviembre 2018
Ultimas noticias
Casa » "Son pocos los que hablan mal de la Selección" — Messi

"Son pocos los que hablan mal de la Selección" — Messi

19 Marcha 2018

Sostuvo que le "da lástima que Argentina esté como está", e hizo foco en que lo "preocupa el tema de la inseguridad". Así lo cuenta en la entrevista que le realizó el periodista Luis Majul en el primer programa de la temporada 19 de La Cornisa.

"Me preocupa el tema de la inseguridad, que te maten por un reloj, una bicicleta o una moto. Pero ahora no es posible", lamentó finalmente el crack rosarino.

Lionel Messi dio a entender que si la Selección argentina no sale campeón en Rusia, podría ser su último Mundial.

"Parece que llegar a tres finales no sirve de nada".

En una entrevista con el canal América TV, Messi fue consultado sobre cómo imagina su participación en Rusia y contestó: "Lo que me imaginé siempre, poder estar en esa final, poder ganarla, poder levantar la copa". "Hay cosas mucho más importantes que un resultado.". Es un poco también lo que nos hizo sentir la gente, ¿no?

Además, analizó con cuidado la realidad de la Selección y la forma en que lo afecta a él: "Lloré varias veces por finales perdidas, por haber quedado tan cerca y no consagrar el sueño de todo un país. Pero también lo hice de alegría, por ejemplo, cuando nació mi segundo hijo, Mateo", aseguró.

Y siguiendo con su familia, indicó que a Thiago (cinco años) "le gusta el fútbol, pero hasta ahí. Hay cosas que se hablaron fuera de lo deportivo como sucedió con lo de Ezequiel Lavezzi (se informó que había fumado marihuana estando concentrado con la selección en el predio de AFA, en Ezeiza) y que fuera mentira te da bronca", cuestionó. "Hoy, por ahí, intento hacer jugar más al equipo, que pase la pelota más por mí y no ser tan definidor, tan egoísta", cerró. "Por lo mal que comí durante muchos años tenía un lío bárbaro en el organismo y por eso vomitaba en la cancha. Se descartaron un montón de cosas y ya estoy bien", refirió. La verdad que es una agujita muy chiquita, era tipo una lapicera donde tiene una agujita chiquita, te metías y le cargabas la cantidad que tenía que pincharme y no, no me dolía y ya era algo rutinario que tenía que hacer y lo hacía con normalidad. "La verdad que el hecho de venirme no me costó tanto, me adapte rápido". Pero vamos con muchas ilusiones, muchas ganas de poder conseguir y llevar la Copa para Argentina. El día de mañana pienso en volver a Rosario y poder disfrutar de mi ciudad como no lo hice cuando era chiquito por venir a Barcelona. "Ojalá que ahora no sea así en Rusia y seamos campeones mundiales", concluyó Messi, haciendo del certamen que comenzará en tres meses una "causa nacional".