Martes, 25 Setiembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Rusia niega haber envenenado a exespía en Reino Unido

Rusia niega haber envenenado a exespía en Reino Unido

14 Marcha 2018

Se trata 'de la primera vez que se usan gases nerviosos en Europa desde la Segunda Guerra Mundial', añadió Johnson.

"El miércoles estudiaremos en detalle la respuesta del estado ruso", comentó May. Me suena a que sería Rusia, basado en toda la evidencia que tienen. "Pero aún no he hablado con ella".

"La primera ministra indicó a Macron la alta probabilidad de que Rusia esté detrás del ataque", continuó la fuente, que aseguró que ambos mandatarios departieron sobre el "comportamiento agresivo de Rusia" y acordaron que sería importante "reaccionar de manera conjunta con los aliados".

Entre las posibilidades de que dispone Londres, citadas en los últimos días, están la expulsión de diplomáticos, el lanzamiento de un ciberataque o la incautación de bienes de los miembros del círculo de Vladimir Putin sospechosos de violación de los derechos humanos.

Jonathan Eyal, director adjunto del Instituto de Estudios Reales de Londres (RUSI, por sus siglas en inglés), calificó el "movimiento" de May como "muy inteligente".

"Será difícil", dijo Greene a la AFP, recordando el intento fallido de Holanda de pactar una respuesta al derribo de un avión civil suyo en Crimea, presumiblemente por un grupo apoyado por Moscú. En cuanto a Ucrania, también está interesada en presentar a Rusia como un "país agresor".

May estimó en el Parlamento que es 'muy probable' que Rusia esté tras el atentado, basándose en su historial de liquidación de disidentes y antiguos agentes, y en el gas nervioso usado para perpetrarlo, del tipo Novichok, fabricado en laboratorios militares rusos a partir de los años 1970 y más potente que el sarín o el VX.

Este martes el medio ruso RIA Novosti publicó palabras de la vocera María Zajárova, quien asevera que "nadie sabe nada sobre el veneno [.] ni Theresa May".

Por su parte, el gobierno de Estados Unidos condenó ayer lunes el ataque químico contra el exespía ruso, evento que clasificó como "un escándalo".

"Es una auténtica tortura, es imposible de imaginar". Aún en pequeñas dosis, el dolor puede durar semanas. "El horror es inimaginable", explicó al diario británico Daily Mail sobre este gas que paraliza e impide respirar antes de matar.

'Aunque sobrevivan, no se recuperarán', vaticinó el científico ruso en declaraciones al Daily Telegraph. Ahora se encuentra consciente, en estado grave pero estable.

La policía reclamó de nuevo la colaboración ciudadana. Él y su hija fueron encontrados comatosos en una banca cerca del centro de la ciudad a inicios de mayo.

El caso recuerda a la muerte del ex agente de inteligencia ruso Alexander Litvinenko, que murió en 2006 tras ser envenenado en Londres.