Lunes, 24 Febrero 2020
Ultimas noticias
Casa » "El primer altar cristiano fue el de la cruz" — Papa Francisco

"El primer altar cristiano fue el de la cruz" — Papa Francisco

02 Marcha 2018

El tema central de la nueva catequesis del Papa Francisco durante la Audiencia General del miércoles fue el de la "Presentación de los dones" en la Misa y deseó que este momento "pueda iluminar nuestros días, las relaciones con los otros, las cosas que hacemos, los sufrimientos que encontramos, ayudándonos a construir la ciudad terrena a la luz del Evangelio".

La Audiencia se desarrolló esta vez en el Aula Pablo VI para resguardar a los peregrinos del frío extremo que estos días golpea Roma.

Con la Liturgia eucarística "la Iglesia hace continuamente presente el Sacrificio de la nueva alianza sellada por Jesús en el altar de la Cruz". Se dispuesto una gran pantalla e incluso Francisco, al término de la Audiencia, acudió a saludarles. "Hagan esto en conmemoración mía". "Obediente al mandamiento de Jesús, la Iglesia ha dispuesto la Liturgia eucarística en momentos que corresponden a las palabras y a los gestos realizados por Él la vigilia de su Pasión", explicó. "El primero es la preparación de los dones, momento en el que se traen al altar el pan y el vino, los mismos elementos que Jesús tomó en sus manos". El centro de la misa es el altar, y el altar es Cristo. En el "fruto de la tierra y del trabajo del hombre" es, por lo tanto, ofrecido el compromiso de los fieles de darse a sí mismos, obedientes a la divina Palabra, un "sacrificio que agrada a Dios Padre omnipotente", "por el bien de toda su santa Iglesia". Es decir que "en esta ofrenda espiritual de toda la Iglesia se recoge la vida, los sufrimientos, las oraciones y los trabajos de todos los fieles, que se unen a los de Cristo en una única ofrenda".

"Nos pide poco el Señor y nos da tanto".

"Aunque hoy los fieles no lleven ya, como hace un tiempo, su propio vino y pan destinados a la Liturgia, todavía el rito de la presentación de estos dones conserva su valor y significado espiritual". "Así, en la preparación de los dones son llevados al altar el pan y el vino, es decir los elementos que Cristo tomó en sus manos", explicó Francisco.

Al saludar a los fieles de los diferentes grupos lingüísticos, el Papa dirigió un saludo cordial "a las personas de lengua arábiga, en particular a quienes provienen de Siria, de Tierra Santa y del Medio Oriente". Una tierra, añadió, atormentada: "debemos rezar por estos hermanos que están en guerra y por los cristianos perseguidos, a quienes quieren expulsar de esa tierra. Recemos por estos hermanos y hermanas nuestros".