Domingo, 20 Octubre 2019
Ultimas noticias
Casa » Crónica de una renuncia anunciada: Se fue Díaz Gilligan

Crónica de una renuncia anunciada: Se fue Díaz Gilligan

20 Febrero 2018

"Como manifesté públicamente, las acusaciones que se hicieron en mi contra son falsas y así quedará debidamente comprobado", agregó en el escrito. Y finalizó: "Aprovecho esta oportunidad para manifestarle mi agradecimiento por las responsabilidades que tuve a cargo durante este tiempo, manteniendo las convicciones de que nuestro espacio representa la verdadera posibilidad de transformación y desarrollo que Argentina necesita para las próximas décadas".

En el marco de una fuerte embestida de los aliados del Gobierno para que el número dos de la Secretaría General de la Presidencia se aparte del cargo hasta que se aclare el escándalo de sus depósitos en Andorra, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, afirmó que Valentín Díaz Gilligan debería "dar un paso al costado" si así lo establece la Oficina Anticorrupción.

El funcionario figuraba como propietario de LineAction- hasta el 3 de noviembre de 2014-, una empresa con sede en el Reino Unido dedicada a la transferencia de jugadores de fútbol, mientras se desempeñaba como director general de Turismo de la Ciudad de Buenos Aires. "A principios de 2013, cuando veía que podía ingresar a la función pública, le dije a Paco ´yo salgo´. No quiero permanecer aferrado al cargo en medio de un debate mediático", dijo Díaz Gilligan a Macri. "La cesión tardó en materializarse unos meses, y en el medio comencé a ser funcionario.No hubo intención de ocultar nada, no era dinero mío ni había ganado nada con eso", precisó. "No es condena, la 'vara' sobre la transparencia está puesta muy alta por parte de Cambiemos", sostuvo el jefe del interbloque oficialista en la Cámara de Diputados, Mario Negri .

La denuncia fue presentada por Rodolfo Tailhade (FPV), quien solicitó investigar al funcionario por los delitos de lavado de dinero y omisión maliciosa en la presentación de declaración jurada de un funcionario público. Es raíz de la nota del diario El País en la que denuncian que el funcionario escondió 1,2 millones de dólares en un paraíso fiscal. "Asimismo, no podemos soslayar que en su 'defensa' el propio funcionario admitió que actuó como testaferro de un empresario con problemas fiscales y judiciales".

Como parte de esa firma se le transfirieron unos US$ 1,2 millones en un banco de Andorra, que nunca declaró y justo en un país donde rige el secreto bancario.

Crónica de una renuncia anunciada: Se fue Díaz Gilligan