Martes, 14 Agosto 2018
Ultimas noticias
Casa » Matan para robar y se van a bailar

Matan para robar y se van a bailar

15 Febrero 2018

De esa plata, los ladrones se gastaron más de la mitad en alcohol en "Lukovo", un boliche de Monte Grande al que ingresaron poco más de una hora después del crimen.

Según informaron fuentes policiales y judiciales a la agencia de noticias Télam, la víctima, identificada como Sebastián Scriva no se resistió al asalto y entregó su dinero, pero le dispararon igual. El comerciante cerraba la persiana de su pizzería cuando dos ladrones armados a bordo de una moto subieron a la vereda y lo amenazaron.

Los "motochorros" le exigieron a Scriva el dinero de la recaudación.

Luego del asalto, la esposa de Scriva, junto a un remisero de la cuadra, trasladaron a la víctima malherida en un auto particular hasta el hospital Santamarina de la vecina localidad de Monte Grande, donde murió mientras era intervenido quirúrgicamente.

Los policías, en tanto, arribaron a la pizzería de Scriva y comenzaron a recabar datos para dar con los asesinos: así, se hicieron de las cámaras de seguridad de una ferretería de la cuadra que captó toda la secuencia del robo e individualizaron a los sospechosos.

Con la información obtenida, personal que patrullaba la zona observó pasado el mediodía el paso de dos jóvenes que circulaba en una moto y al intentar detener su marcha el conductor aceleró para huir.

Una calificada fuente de la investigación explicó a Télam que los sospechosos, identificados como David Acosta y Héctor Pereyra -ambos de 18 años- estaban alcoholizados al momento de ser apresados.

Matan para robar y se van a bailar

Los dos detenidos tienen 18 años y fueron trasladados a un hospital cercano porque sufrieron algunas lesiones, aunque ninguna de gravedad, agregaron las fuentes.

Según las fuentes, los acusados realizaron consumiciones dentro de dicho local nocturno por altos valores monetarios y al momento de la detención tenían la misma vestimenta descripta por los testigos del crimen del pizzero.

Además, los detectives del caso constataron que la moto que usaban tenía un pedido de secuestro por haber sido sustraída en jurisdicción de la comisaría 4.

Las fuentes agregaron que entre las pertenencias de los sospechosos hallaron 3800 pesos divididos en tres fajos de 1000 y uno de 800. Ayer, los vecinos de Barrio Lindo se autoconvocaron en la puerta de la pizzería para llevar flores y carteles para despedir al comerciante.

"Don Sebastián Scriva, padre de mi compañero de la secundaria, un laburante y admirable persona, una más que se va en manos de la delincuencia; mi más sentido pésame a la familia", publicó una joven en su muro de Facebook.

Otro hombre del entorno de la víctima también lo recordó a través de esa red social: "Hoy solo pido justicia por Sebastián Scriva. Barrio Lindo te llora, amigo". La UFI Nº 3 de los Tribunales de Lomas de Zamora quedó a cargo de la causa, caratulada como "robo y homicidio".

¿Te gustó esta nota?

Matan para robar y se van a bailar