Martes, 25 Setiembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Cambio climático, un peligro potencial para la salud pública

Cambio climático, un peligro potencial para la salud pública

01 Noviembre 2017

El reporte muestra un registro anual acerca del impacto que el cambio climático ha tenido en la salud y cuáles han sido los resultados de las acciones de algunos países para reducir emisiones de gas.

Entre 2000 y 2016, se ha incrementado el número de personas afectadas por las olas de calor en una cifra de 125 millones, alcanzando un récord de 175 millones de personas expuestas en 2015.

Además, entre 2000 y 2016, los desastres naturales relacionados con el clima como huracanes, inundaciones y sequías, aumentó en un 46%.

El aumento de temperaturas ha generado también una caída de un 5.3% en la productividad laboral en las zonas rurales.

Relacionan asimismo con el cambio climático el aumento de la desnutrición en 30 países de Asia y África, que ha pasado desde 398 millones de personas desnutridas en 1990 a 422 millones ahora.

Ese impacto económico castiga especialmente a los países con un producto interior bruto (PIB) más bajo, según el estudio, que destaca que el 99 % de las pérdidas materiales en países pobres no están cubiertas por un seguro.

Un alza de un grado centígrado en las temperaturas está asociado con una disminución del seis por ciento en rendimientos mundiales de trigo y una disminución del 10 por en los rendimientos de grano de arroz.

La propagación del virus del dengue ha crecido un 9,4 % desde 1950 y el número de casos de la enfermedad en humanos casi se ha duplicado en la última década.

El informe titulado The Lancet Countdown on Health and Climate Change fue realizado por 24 organismos internacionales, entre ellos la Organización Mundial de la Salud y la Organización Mundial de Meteorología.

Hoy en día, el cambio climático representa un peligro potencial para la salud pública a nivel mundial, advirtió un nuevo informe que narra los numerosos riesgos y síntomas que se observan.

"Los beneficios económicos y de salud que se ofrecen son enormes. El costo de la inacción se contabilizará en pérdidas de vidas que se pueden prevenir", afirma Anthony Costello, copresidente de The Lancet Countdown.