Martes, 24 Octubre 2017
Ultimas noticias
Casa » La obesidad infantil se multiplicó por 10 en las últimas cuatro décadas

La obesidad infantil se multiplicó por 10 en las últimas cuatro décadas

12 Octubre 2017

Los números cambiaron de 11 millones en 1975 a 124 millones en el 2016.

De acuerdo con los resultados, la tasas mundiales de obesidad de la población infantil y adolescente aumentaron desde menos de 1.0 por ciento (correspondiente a cinco millones de niñas y seis millones de niños) en 1975 hasta casi un 6.0 por ciento en las niñas (50 millones) y cerca de 8.0 por ciento en niños (74 millones) en 2016.

Además, el estudio reveló que 213 millones de niños y adolescentes en el mundo presentaban sobrepeso en 2016, aunque no llegaban aún al umbral de obesidad.

"Si se mantienen las tendencias actuales, en 2022 habrá más población infantil y adolescente con obesidad moderada o grave", destacó la OMS en un comunicado para dara a conocer los resultados de la investigación.

En cuanto al índice de masa corporal (IMC, una medida que indica si el peso de una persona es saludable), el mayor aumento durante las cuatro décadas se dio en Polinesia y Micronesia tanto para niños como para niñas, y en Centroamérica para las niñas. Si en 1975 eran unos 11 millones las personas entre cinco y 19 años obesas, el año pasado habían 124 millones, según un informe de la Organización Mundial de la Salud y el Imperial College de Londres, con motivo del Día Mundial de Lucha contra la Obesidad.

Segçun Ezzati, "esto predice una generación de niños y adolescentes obesos y con mayor riesgo de enfermedades, como la diabetes. Necesitamos alimentos saludables y nutritivos más disponibles en el hogar y la escuela, y regulaciones e impuestos para proteger a los más pequeños de los productos no saludables". Sin embargo, en los países de ingresos bajos y medios, especialmente en Asia, la tasa se ha visto acelerada en los últimos años.

Al decir de la coordinadora de enfermedades no transmisibles de la OMS, Fiona Bull, estos datos recuerdan que el sobrepeso y la obesidad representan una crisis de salud pública que empeorará a no ser que se tomen medidas drásticas.

Según datos recientes del estudio Aladino, parece que hay "cierta tendencia a un crecimiento menor de la obesidad en niños y jóvenes, pero nuestro país registra aún una de las tasas más altas de Europa y el problema sigue en aumento, con lo que no podemos quedarnos tranquilos", señala Mercedes Gil, jefa del Centro de Investigación Biomédica en Red sobre fisiopatología de la obesidad y nutrición.

"La OMS alienta a los países a esforzarse por modificar los factores del entorno que aumentan el riesgo de obesidad en nuestros hijos".

La transición entre la desnutrición y el sobrepeso y la obesidad puede darse de forma rápida en países en desarrollo que pasan de tener falta de comida a acceder a alimentos y bebidas procesadas con alto contenido en grasas, sal y azúcares y pocos nutrientes esenciales, alertan los autores.

Además, agregó la especialista, conviene que los niños dediquen menos tiempo de ocio a actividades sedentarias y que incluyen el uso de pantallas.

La obesidad infantil se multiplicó por 10 en las últimas cuatro décadas