Jueves, 21 Marcha 2019
Ultimas noticias
Casa » El Parlamento de Cataluña aprueba la ley del referéndum

El Parlamento de Cataluña aprueba la ley del referéndum

07 Setiembre 2017

Así ha calificado la vicepresidenta del Gobierno de España, Soraya Saénz de Santamaría, el debate que se celebra en el Parlamento de Cataluña, donde previsiblemente se aprobará este miércoles la ley del referéndum, la norma que deberá regular la consulta independentista del próximo 1 de octubre y posteriormente implementar el resultado.

La votación se realizó en ausencia de los grupos de Ciudadanos, Partido Popular (PP) y Partido Socialista Obrero Español (PSOE), que abandonaron el pleno cuando se iba a votar la iniciativa, así como con la abstención de la izquierdista Cataluña Sí se Puede.

La gran mayoría de los parlamentarios de la oposición catalana se ausentó de la Cámara regional durante la votación de la "ley del referéndum" en señal de protesta.

"Acabo de firmar, con todo el gobierno, la convocatoria del referéndum de autodeterminación de Cataluña".

Por su parte, el presidente del Ejecutivo catalán, Carles Puigdemont, acusó a la vicepresidenta del Gobierno español de "amenazar e insultar" a todos los catalanes, especialmente a quienes quieren votar el 1 de octubre.

Internacionalmente, "nadie apoyará un movimiento ultranacionalista que quiere fracturar las cuarta potencia de la Unión Europea", dijo Xavier García Albiol, diputado del conservador Partido Popular que gobierna en España.

Entre ellas, ha confirmado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha ordenado a la Abogacía del Estado que interponga un incidente de ejecución de sentencia ante el Tribunal Constitucional, de forma que se declaren nulos y sin efecto los acuerdos que se tomen hoy en el Parlamento de Cataluña. "Espero que se apruebe la ley, es la ilusión que tengo".

En paralelo, la fiscalía ha anunciado que se va a querellar "por desobediencia" contra la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell, y otros responsables de la cámara.

Cataluña experimenta desde 2010 un brote de fiebre secesionista, en parte alimentada por la crisis y el sentimiento de haber sido tratada injustamente por el Estado central. Rajoy respondió con una "operación diálogo", prometiendo nuevas inversiones en la región, pero sin ceder en lo esencial: la exigencia de organizar la consulta que permita a los catalanes decidir su futuro, a imagen de los escoceses en 2014.

Este nuevo intento se produce pocas semanas después de los atentados yihadistas que enlutaron Cataluña y dejaron 16 muertos y más de 120 heridos el 17 y 18 de agosto. Fatiga y división La opinión pública de la región está dividida y el debate, omnipresente en los medios y las conversaciones, ha llegado a enemistar a familias. El 9 de noviembre de 2014, el ejecutivo catalán organizó una consulta, entonces no vinculante pero también prohibida por la justicia en la que participaron 2,3 millones de personas (sobre un cuerpo electoral de unos 6,3 millones), dando una amplia victoria al "sí".

El Parlamento de Cataluña aprueba la ley del referéndum