Lunes, 20 May 2019
Ultimas noticias
Casa » Siete años de inconsistencias

Siete años de inconsistencias

26 Agosto 2017

Hoy en día sigue la lucha juridica para conocer la verdad se han implicado siete amparos y la intervención de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Carolina Jiménez, de Amnistía Internacional, aseguró que esta masacre es una historia de horror por el shock ante la violencia que estremeció a la sociedad y a la comunidad internacional; una historia de vergüenza por las dudas y la opacidad; y una historia de hipocresía porque el gobierno mexicano afirma proteger a los migrantes.

Señalan que no están convencidos que los cuerpos entregados hace siete años correspondan a sus familiares, por lo que con mantas y equipo de sonido se manifestaron por varias horas.

También lamentó que los familiares, algunos de los cuales son de países centroamericanos como El Salvador o Guatemala, no tengan acceso a los expedientes del caso, en un país como México, que cuenta con leyes de transparencia y acceso a la información.

Por parte de Artículo 19 acudió Ana Cristina Ruelas y por Fundación para la Justicia, Lorena Delgadillo.

Añadió que los amparos son también contra la CNDH porque de su investigación no hay una línea que incluya la posible participación de agentes del Estado en la masacre y piden que la SCJN se pronuncie sobre si la Comisión violó garantías del debido proceso.

Al evento, realizado en el Museo Memoria y Tolerancia, acudieron algunos familiares de los migrantes víctimas de la masacre.

Organizaciones defensoras de derechos humanos y familiares de las víctimas hablaron sobre la investigación a siete años de los asesinatos.

El caso se inició el 23 de agosto de 2010, cuando un hombre -el ecuatoriano Luis Fredy Lala- llegó caminando hasta donde se encontraba un grupo de marinos que realizaba labores de vigilancia en un tramo carretero cercano a San Fernando.

Durante las investigaciones se logró establecer que en los autobuses viajaban 77 migrantes originarios de Honduras, Guatemala, El Salvador, Brasil y Ecuador.

En ese lugar ubicado a 10 kilómetros del libramiento de San Fernando, Tamaulipas, se colocaron veladoras, al tiempo que el presbítero Pedro Pantoja, encargado de la Casa del Migrante en la ciudad de Saltillo, Coahuila, decía "La Tierra que era maldita, ahora es bendita con la sangre que derramaron migrantes que fueron masacrados por grupos de civiles armados".

- Amnistía Internacional, Articulo 19 y Fundación para la Justicia recordaron los 7 años de la masacre de 72 migrantes en San Fernando, Tamaulipas. La masacre de 58 hombres y 14 mujeres es uno de los sucesos más atroces de violaciones graves a los derechos humanos de personas migrantes en su tránsito por México.

Informó que esta tarde irán a la Procuraduría General de la República y resumió así sus peticiones: verdad, justicia y derecho a la reparación del daño.

Siete años de inconsistencias