Miércoles, 16 Agosto 2017
Ultimas noticias
Casa » VENEZUELA: Gobierno cubano rechazó las medidas de Donald Trump

VENEZUELA: Gobierno cubano rechazó las medidas de Donald Trump

20 Junio 2017

Cuba se niega a negociar con Estados Unidos "bajo presión o amenaza", afirmó este lunes en Viena su canciller, Bruno Rodríguez, en respuesta al cambio de política hacia la isla anunciado por Donald Trump. Es lo que calificó de búsqueda de "un acuerdo mejor" que el de Obama.

En su comparecencia ante la prensa transmitido en directo por medios cubanos, entre estos el diario Granma, el jefe de la diplomacia cubana protestó por el descaro del presidente Trump al rodearse de terroristas el pasado viernes en Miami para anunciar el endurecimiento de la política de su país hacia Cuba, en un "grotesco espectáculo salido de la Guerra Fría".

En la práctica, esa revisión sería limitada.

Las aerolíneas de Estados Unidos y los cruceros seguirán siendo autorizados a viajar a la isla, mientras que la política de "pies mojados, pies secos", que permitía que la mayoría de los inmigrantes cubanos que llegaran a Estados Unidos permanecieran en el país y al final se convirtieran en residentes permanentes legales, algo a lo que puso fin Obama, no será restablecida.

"Estamos en contra del embargo y el bloqueo, en contra de las sanciones y las líneas divisorias, abogamos por el diálogo, la cooperación, el tendido de puentes y una comunicación libre de dictado e intentos de inmiscuirse desde fuera en los asuntos internos de naciones soberanas", destacó el comunicado.

No obstante el gobierno cubano se dijo dispuesto dialogar con Washington. En el auditorio, había disidentes y activistas célebres como Rosa María Payá y José "Antúnez" García Pérez, además de políticos locales y veteranos de la fallida invasión de Bahía de Cochinos en 1961.

El mandatario indicó que la nueva política, elaborada con aportes de los legisladores de origen cubano en el Senado y la Cámara de Representantes, se iniciará con el cumplimiento estricto de las leyes de Estados Unidos.

Si bien los sentimientos hacia Trump pueden ser encontrados en un comunidad tradicionalmente conservadora, el apoyo a esta medida en particular es monolítico, porque fuerza a los inversores extranjeros a entenderse directamente con los nóveles empresarios en la isla.

Trump ordenó limitar bajo controles supervisados los viajes de estadunidenses a la isla, así como la prohibición de toda negociación comercial con el poderoso conglomerado militar, que controlado la economía cubana y que usa dinero estadunidense procedente de inversiones y el turismo para sus acciones represivas.

La nueva política no revierte el acercamiento iniciado por Washington y La Habana en diciembre de 2014, sino que endurece sus términos.

Ahora, "Trump está agregando dientes a la política anterior de Obama", dijo Ramón Saúl Sánchez, líder del moderado Movimiento Democracia.

Una casa en La Habana durante la emisión del discurso de Trump.

Atendiendo una promesa de campaña, Trump complació al exilio cubano al urgir a La Habana a respetar los derechos humanos, pero en la práctica los cambios anunciados fueron moderados.

"Lo que hizo Obama fue prácticamente todo en beneficio de los Castro, ¿pero a cambio de qué?", dijo el veterano de 75 años.

Ahora, bajo el nuevo Memorándum Presidencial de Seguridad Nacional, tendrán que unirse a grupos turísticos para visitar la isla, y el Departamento del Tesoro auditará tales justificaciones para viajar, cuando antes el viajero sólo tenía que dar su palabra.