Lunes, 22 Octubre 2018
Ultimas noticias
Casa » El ministro de Economía de Perú pide "cuestión de confianza" al Congreso

El ministro de Economía de Perú pide "cuestión de confianza" al Congreso

20 Junio 2017

El ministro de Economía, Alfredo Thorne, solicitó este lunes al Congreso someter a votación una cuestión de confianza, tras su presentación en el Pleno. Agregó que la situación en la que se encuentra genera incertidumbre en la economía, pues se le pide su renuncia y se le amenaza con una censura. El ministro acompañó su mensaje con una copia de la carta que envió hoy a la presidenta del Congreso, la fujimorista Luz Salgado, en la que expresó que "para permanecer en el cargo", además de la confianza del presidente, requiere "la del Congreso de la República". Perú no puede parar. En su cuenta en Twitter, el titular de ambas carteras, ratificó que tiene la conciencia limpia y que respondió con la verdad a todas las preguntas que le formularon sobre la reunión que sostuvo con el contralor, Edgar Alarcón. "Debemos respetar la institucionalidad económica", aseveró.

Pero el congresista oficialista Guido Lombardi fue más arriesgado y propuso que el presidente Pedro Pablo Kuczynski presente una cuestión de confianza por todo el gabinete.

Mientras, Henry Rafael consideró que si el Ejecutivo contara con el respaldo ciudadano reflejado en encuestas se podría pensar en una permanencia del actual ministro de Economía y Finanzas, Alfredo Thorne. "He pedido la del Congreso para seguir trabajando". Nos vamos a reunir y debemos acordar todo esto. "Por eso pedí la confianza del Congreso y espero, por el bien del país, que se resuelva pronto", manifestó. Una postura similar mostró Galarreta, quien estima que de iniciarse la recolección de firmas, esta habrá concluido para mañana y la moción quedaría lista para votarse próximamente en el Pleno del Congreso. Nosotros tenemos que cumplir con el control constitucional que corresponde, destacó. Durante una intervención del pasado viernes en el Congreso, Thorne aseguró que durante su conversación con Alarcón nunca presionó para lograr una opinión favorable a la adenda del nuevo aeropuerto de Cuzco, que ya fue anulada, a cambio de aumentar el presupuesto de la Contraloría.