Domingo, 22 Abril 2018
Ultimas noticias
Casa » Crimen organizado ya no es problema de seguridad nacional

Crimen organizado ya no es problema de seguridad nacional

20 Junio 2017

En ese sentido, el procurador general de México destacó que el intercambio constante de información y experiencias exitosas facilitan el combate a la delincuencia organizada transnacional en un momento en que estos grupos operan, de manera creciente, como "estructuras preponderantemente empresariales".

El aumento de la violencia a causa del crimen organizado ha dejado de ser un problema de seguridad nacional para convertirse en un problema de seguridad pública no sólo en México, sino en todo el continente americano, afirmó Raúl Cervantes Andrade, titular de la Procuraduría General de la República (PGR).

Señaló que la transición al Sistema Penal Acusatorio está evolucionando un paradigma constitucional en las 33 procuradurías y fiscalías del país, con un compromiso de protección a los derechos humanos.

De acuerdo con el programa "Paola Rojas en Fórmula", el funcionario recalcó que la delincuencia organizada trasnacional afecta a casi todas las economías del mundo, pero México, por su ubicación y condición ha sido de los países que más lo han padecido.

En opinión del funcionario federal, difícilmente se puede entender el esfuerzo internacional sin la convicción que sólo en una democracia constitucional puede desarrollarse y disminuir la desigualdad y por lo tanto la consecuencia del delito.

Cervantes agregó que en pláticas con fiscales del continente quedó de manifiesto que la mecánica delincuencia de muchos de los delitos que comete el crimen organizado "es idéntica, pareciera que se estuvieran fusionando estos cárteles o éstas minibandas y que la violencia sería su marca y que las estructuras utilizan el sistema financiero nacional e internacional", y nos tenemos que compartir en dónde están fallando las normas prudenciales del sistema financiero que pueden ser utilizados por la delincuencia organizada.

Afirmó que se debe combatir a la delincuencia organizada atacando su estructura económica y dijo que no sólo es un problema de seguridad nacional sino de seguridad pública a nivel continental.

Adelantó que en agosto próximo 16 procuradores y fiscales en México se reunirán para compartir las mecánicas de investigación actualizadas que sean útiles para atacar a la delincuencia actualizada, más allá de los instrumentos previstos en la Convención de Palermo, con el propósito de estar un paso adelante de las redes delictivas del crimen.

"Hoy la Agencia de Investigación (Criminal) específica del crimen organizado mexicana, tiene como cabeza a gente experta sobre la búsqueda del dinero, tenemos que atacar sus redes, tenemos que atacar su estructura económica, tenemos que aumentarles los costos para que vayan siendo direccionados a otros delitos que menos afecten", añadió.

Refirió que se debe ir "un paso más allá" del crimen organizado; "nosotros estamos comprometidos, México y la región, en poder atacar este flagelo".

Como decía el juez Giovanni Falcone a quien me complace honrar el día de hoy, para que una sociedad vaya bien, se mueva en el progreso, en la aceptación de los valores familiares, del espíritu del bien de la amistad, para que prospere sin contraste entre sus miembros para emprender el cambio hacia un mejor mañana basta que uno cumpla su propio deber.

Crimen organizado ya no es problema de seguridad nacional