Martes, 22 Octubre 2019
Ultimas noticias
Casa » " "El "¡ehh, puto!" podría perjudicar al Tri en Confederaciones

" "El "¡ehh, puto!" podría perjudicar al Tri en Confederaciones

18 Junio 2017

La Copa Confederaciones de la FIFA 2017 comenzará en Rusia, sede del Mundial de fútbol del año próximo, con el encuentro entre el local y Nueva Zelanda en el estadio de San Petersburgo, a las 12 (horario de la Argentina).

El programa permite a los árbitros detener el partido y hacer un anuncio público sobre el comportamiento discriminatorio de los hinchas, suspender temporalmente el juego si el problema persiste y detener completamente el duelo si continúa el problema en las tribunas.

Un grupo de especialistas del Centro de Estudios Estratégicos del Deporte realizó una investigación para pronosticar qué selección nacional tenía mayores posibilidades de ganar en la Copa Confederaciones 2017.

“Por primera vez en un torneo oficial, FIFA usará un procedimiento de tres pasos en caso de incidentes discriminatorios, además de que desplegará observadores antidiscriminación en todos los partidos de la Copa Confederaciones 2017”, explicó.

Esto último por el grito “¡eeehh, puto!” que popularizó la afición mexicana, dedicada a los porteros durante sus saques de meta. De no ser así, los árbitros podrán finalizar los encuentros y abandonar el campo.

"Son herramientas extra para que los árbitros y los oficiales de partido prevengan actitudes discriminatorias y aseguren una atmósfera de respeto y juego limpio en los estadios".

"Agradecemos que se haya encargado a Rusia el compromiso de ser el primer país que acoge estas iniciativas en una Copa Confederaciones y un Mundial, con el ánimo de mejorar el futbol mundial. Es un papel honorable y una gran responsabilidad", señaló el presidente del comité organizador y viceprimer ministro ruso, Vitaly Mutko. FIFA multa con cinco mil francos suizos (96 mil pesos), más una advertencia a la FMF por gritos "homofóbicos" en tierra panameña.

Pese a que estas cifras pueden no invitar al optimismo hay otras que hablan bien a las claras de que, cuanto menos, los neozelandeses tienen capacidad para competir.