Domingo, 26 May 2019
Ultimas noticias
Casa » Corbyn dice que todavía puede ser primer ministro

Corbyn dice que todavía puede ser primer ministro

11 Junio 2017

Cientos de personas marcharon ayer desde el Parlamento británico hasta las puertas de Downing Street, donde está la residencia en Londres de la Primera Ministra, Theresa May, para protestar contra un pacto entre el Partido Conservador y el Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte.

May logró el sí del Partido Democrático Unionista (DUP) norirlandés después de enviar a Belfast a Gavin Williamson, responsable de la disciplina parlamentaria en el Partido Conservador, quien logró un borrador de acuerdo que dispone que los aliados votarán con los "tories" en instancias claves del Parlamento, pero no formarán una coalición de Gobierno, como la que formó con los liberaldemócratas el anterior primer ministro conservador, David Cameron, entre 2010 y 2015. El DUP indicó por su parte que "hasta el momento, las conversaciones fueron positivas".

Un vocero gubernamental había anunciado el sábado que el DUP había dado su luz verde a un 'principio de preacuerdo', de apoyo sin participación, a un gobierno conservador.

May obtuvo en las urnas el pasado jueves 318 diputados, ocho por debajo de la mayoría absoluta, a pesar de que cuando convocó las elecciones anticipadas en abril las encuestas pronosticaban una amplia mayoría para su partido.

Horas antes, la mandataria británica había tenido que aceptar la dimisión de dos de sus principales consejeros.

Los fieles Fiona Hill y Nick Timothy anunciaron su dimisión 48 horas después de las elecciones legislativas del jueves, nefastas para los conservadores.

A juicio de Corbyn, las elecciones parlamentarias demostraron que Theresa May y su partido no tienen confianza. The Observer escribe: "Desacreditada, humillada, disminuida. Theresa May perdió credibilidad y poder en su partido, en el país y en Europa". "Las negociaciones continuarán la próxima semana para trabajar en los detalles y alcanzar un acuerdo de cara al nuevo Parlamento", cuyas sesiones comienzan el martes. May "está perdida", afirmaba incluso el Sun, considerando que la primera ministra apenas aguantará algunos meses en el cargo.

Las disensiones en el seno del partido conservador, dividido entre los "Brexiteers" puros y duros, y un sector más eurófilo y temeroso de las consecuencias de una salida de la UE, pueden dificultar aún más la situación para May.

La dependencia del DUP plantea interrogantes, como el de la neutralidad del gobierno británico en Irlanda del Norte, región siempre sometida a fuertes tensiones, 30 años después del final del conflicto.