Lunes, 10 Diciembre 2018
Ultimas noticias
Casa » El pan integral no es más sano que el blanco

El pan integral no es más sano que el blanco

09 Junio 2017

Un estudio publicado en Cell Metabolism examina las peculiaridades del pan blanco y el integral para averiguar cuál es más sano.

"El hallazgo inicial, y esto fue muy opuesto a nuestras expectativas, fue que no hubo diferencias clínicamente significativas entre los efectos de estos dos tipos de pan en cualquiera de los parámetros que medimos", dice uno de los autores principales del estudio, Eran Segal (@segal_eran), biólogo computacional en el Instituto Weizmann. Con los datos obtenidos, el grupo de investigadores ha ideado además un algoritmo capaz de predecir cómo puede afectar variar el tipo de pan en la dieta. El primero, comió más pan blanco durante una semana; y el otro consumió más pan integral durante el mismo periodo de tiempo.

Los investigadores se sorprendieron al descubrir que el pan artesanal no había tratado mejor al cuerpo que el pan blanco.

"Notablemente, encontramos que una sola semana de consumo de pan provocó cambios en múltiples variables clínicas y factores de riesgo", sostiene el estudio. Entre los parámetros analizados está la concentración de glucosa en ayunas, la concentración de grasas y colesterol, las cantidades de minerales esenciales (como calcio, hierro y magnesio) en la sangre, así como varios indicadores más relacionados con la inflamación y el daño en los tejidos.

La ausencia de alguna diferencia entre ambos tipos de pan hizo que los investigadores se preguntaran por qué. La falta de diferencias sólo se observó cuando se promediaron juntos todos los resultados.

Así los investigadores notaron que, en general, no había diferencias significativas entre los efectos que ambos panes provocaban.

Pero también hicieron un importante descubrimiento: que la mitad de los participantes del estudio respondían mejor, desde el punto de vista de los niveles de glucosa, al pan blanco y la otra mitad al de trigo entero.

Es decir, cambiaban las respuestas glucémicas de cada individuo ante una misma dieta. Sugiriendo que la razón de que un pan tenga más beneficios que otro, está en la diversidad de la composición de la flora intestinal de cada persona. Tampoco registraron variaciones en el micro bioma de los participantes, es decir, el pan no mejoró ni empeoró la flora intestinal. Recolectaron muestras de excrementos para determinar el conjunto de microbios que vivían en ellas y encontraron el "perfil", es decir, la variedad de especies de bacterias, que se correlaciona con la respuesta glucémica ante cada tipo de pan. "Estos hallazgos podrían generar un enfoque mucho más racional para indicar a las personas cuáles alimentos son mejores para ellas, con base en sus microbiomas".

"Hasta la fecha, los valores nutricionales asignados a los alimentos se han basado en una ciencia mínima y las dietas iguales para todos han fracasado miserablemente -añade-".

En pocas palabras, el estudio proporciona pruebas muy importantes de que no debemos juzgarnos unos a otros según el área del supermercado donde hagamos nuestras compras.

El pan integral no es más sano que el blanco