Domingo, 29 Marcha 2020
Ultimas noticias
Casa » La Casa Blanca quiere controlar los tuits de Trump, según el WSJ

La Casa Blanca quiere controlar los tuits de Trump, según el WSJ

31 May 2017

Según fuentes anónimas citadas el jueves por el diario The Washington Post, Kushner "está siendo investigado por el grado y naturaleza de sus interacciones con los rusos".

La Casa Blanca ha calificado de rutinarias las reuniones que Kushner mantuvo con Kislyak y Gorkov durante el periodo de transición, aunque el yerno de Trump también se reunió con el embajador ruso en abril de 2016, durante la campaña electoral.

En la reunión también habría estado Michael Flynn, el consejo de seguridad nacional de Trump que renunció poco después de asumir por haber sostenido polémicos contactos con Moscú.

The Washington Post ya había informado la semana pasada de que un alto funcionario de la Casa Blanca cercano a Trump estaba en el foco del FBI, pero sin nombrar al yerno de Trump en ese momento. Gorelik se refería al acuerdo al que llegó Kushner para testificar ante el Comité de Inteligencia del Senado.

El nuevo mandatario de Estados Unidos, desde que ganó las elecciones del pasado 8 de noviembre, tuitea casi a diario declaraciones sobre asuntos exteriores y a veces sobre los asuntos más importantes de la seguridad nacional.

Empresario de 36 años que se convirtió en uno de los más próximos asesores de Trump en materia de política externa, Kushner habría mantenido reuniones en 2016 con el embajador ruso en Washington, Sergei Kisliak y con el banquero ruso Sergei Gorkov.

"Previamente el señor Kushner se ofreció voluntario de compartir con el Congreso lo que sabe de esos encuentros. Él hará lo mismo si es contactado en relación con cualquier otra pesquisa".

Trump ha recibido fuertes críticas producto de sus mensajes en redes sociales, como en el caso de un mensaje dirigido al exdirector del FBI, James Comey, a quién insinuó que podrían existir grabaciones de sus conversaciones privadas en la Casa Blanca.

El canal especifica, sin embargo, que el interés del FBI por Kushner no significa que sospechen de él o tengan intención de presentar cargos en su contra. En este caso, la responsabilidad recayó sobre Robert Mueller, quien fue director del FBI durante más de una década y es una figura que goza del intachable respeto tanto de republicanos como demócratas.