Воскресенье, 15 Сентября 2019
Ultimas noticias
Casa » Durísimo mensaje de Merkel a Donald Trump

Durísimo mensaje de Merkel a Donald Trump

30 Мая 2017

"Lo he experimentado en los últimos días", lanzó Merkel ante una multitud reunida en un mitin electoral en Múnich, en el sur de Alemania. "Lo experimenté en los últimos días y, por lo tanto, sólo puedo decir que los europeos tenemos que tomar nuestro destino en nuestras propias manos".

Los líderes del G7 no pudieron llegar a un acuerdo unánime sobre el cambio climático después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que necesitaba más tiempo para decidir si respaldará el Acuerdo climático de París.

El Gobierno alemán subrayó hoy que la canciller, Angela Merkel, está "profundamente convencida" de la importancia de las relaciones transatlánticas, contexto en el que defendió su derecho a marcar "con franqueza" las diferencias con Estados Unidos.

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.

"Muy difícil y muy insatisfactoria ha sido la discusión general sobre el tema del clima", opinó Merkel a la prensa al final de la cumbre del G-7, en la que todos los participantes, salvo Estados Unidos, reiteraron su compromiso de implementar "rápidamente" el Acuerdo del Clima de París. El pacto fue alcanzado hace dos años en la capital francesa y es vital porque expresa las bases con que la comunidad internacional aspira a frenar el calentamiento global poniendo límite a las emisiones de contaminantes de efecto invernadero.

Y en la cumbre de la OTAN realizada el jueves, Trump intensificó sus acusaciones sobre que algunos países de la alianza militar no están gastando lo suficiente en defensa y advirtió de más ataques como el perpetrado en Manchester esta semana a menos que la alianza haga más para detener a los yihadistas. Merkel había insistido en la necesidad de la unidad europea en las últimas semanas, a raíz de la elección del presidente francés, Emmanuel Macron, un europeísta convencido que aspira a profundizar y avanzar en la construcción del proyecto comunitario. Pese a las discrepancias sobre el diseño de la arquitectura de la eurozona y las posibles transferencias a Bruselas, Berlín quiere también construir una Europa más fuerte que ejerza de contrapeso a las derivas nacionalistas y proteccionistas que florecen a ambos márgenes del Atlántico. Por eso, este domingo llamó a los europeos a tomar su destino en sus propias manos, ya que "los tiempos en que podíamos confiar en otros han quedado atrás", en clara referencia a las distancias que ha adoptado la administración Trump con la Unión Europea.

La resaca de Taormina plantea, además, un dilema para Berlín con vistas a la reunión del G20, de la que Alemania es anfitriona, a principios de julio en Hamburgo. La experiencia de las cumbres del G-7 y de la OTAN no permite ahora albergar grandes esperanzas.