Viernes, 6 Diciembre 2019
Ultimas noticias
Casa » Michel Temer, acorralado, al borde del impeachment

Michel Temer, acorralado, al borde del impeachment

27 May 2017

El diputado Alessandro Molon, del partido Red de Sustentabilidad, anunció el inicio el trámite de apertura para que se lleve a cabo un juicio político o "impeachment" contra el jefe de Estado, informaron los medios locales.

"Fui ingenuo al recibir a una persona en aquel momento", dijo Temer en la entrevista publicada por el diario Folha de S. Paulo, al ser preguntado sobre su "culpa" en el actual terremoto político, que llega apenas un año después de la destitución de la mandataria de izquierda Dilma Rousseff.

A pesar del escándalo, Temer aseguró que, en caso de ser imputado por el tribunal supremo no dimitirá, rompiendo así la línea de corte que puso para mantener a alguno de los ministros en sus cargos tras las investigaciones abiertas por las delaciones del grupo Odebrehct, implicada en el caso Petrobras.

"No, porque yo soy jefe del Ejecutivo. Los ministros son agentes del Ejecutivo, de modo que la línea de corte que yo establecí para los ministros, por evidente no será la línea de corte para el Presidente", apuntó.

Batista declaró que Temer habría cobrado supuestamente sobornos desde 2010 y que entregó 15 millones de reales (4,6 millones de dólares) para la campaña electoral de 2014, de los que el ahora mandatario se quedó él mismo con 1 millón (307.000 dólares) en vez de usarlos en esa tarea.

En esa grabación, el gobernante asiente o simplemente escucha en silencio, lo que da base a sospechas sobre una posible omisión frente a hechos ilegales. "Confieso que no tuve en cuenta esa tontería", aseguró Temer.

El empresario era Joesley Batista, uno de los dueños del gigante cárnico JBS, quien agravó la situación de Temer en unos testimonios prestados a la justicia en el marco de un acuerdo de cooperación en la investigación de asuntos de corrupción. "Voy a revelar fuerza política a lo largo de las próximas semanas, con la votación de leyes importantes", agregó y reconoció que el estallido del escándalo "causó un mal a la economía del país", en pleno proceso de recuperación.

Sin embargo, la Corte Suprema ya abrió una investigación y Temer enfrenta llamados a que renuncie o enfrente un juicio político.

Esa incertidumbre ha comenzado a debilitar el apoyo del Congreso -del que Temer siempre presumió- y ha golpeado a su propia base aliada, que este sábado sufrió una fisura con la decisión del Partido Socialista Brasileño (PSB) de pasar a las filas de la oposición.

Michel Temer, acorralado, al borde del impeachment