Sábado, 20 Octubre 2018
Ultimas noticias
Casa » Theresa May, tras el ataque terrorista en Manchester: "Nunca ganarán"

Theresa May, tras el ataque terrorista en Manchester: "Nunca ganarán"

23 May 2017

La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, señaló hoy que la policía conoce la identidad del individuo que detonó el artefacto explosivo que dejó al menos 22 personas muertas y 59 heridos en la ciudad inglesa de Manchester. "El atacante (.) murió en el lugar".

La policía británica evacuó este martes un concurrido centro comercial de la ciudad de Manchester y detuvo allí a una persona, sin que se conozca aún si guarda relación con el atentado de anoche, confirmó un portavoz de ese cuerpo.

En un comunicado cuya autoría no pudo ser comprobada y que se difundió a través de Telegram, el EI afirmó que detonó los paquetes colocados en el Manchester Arena, donde murieron al menos 22 personas, entre ellos varios niños, y resultaron heridas otras 59 personas.

"La policía y los servicios de seguridad creen que el ataque fue perpetrado por un hombre, pero necesitan saber si actuó solo o como parte de un grupo. Lo siento tanto. No tengo palabras", indicó en un tweet que en 8 horas ya tuvo más de 650.000 mil retweets. Algunos testigos dijeron que había tenido lugar en el vestíbulo del estadio justo al final del concierto.

"Todo el mundo en el lado del pabellón en el que se oyó la explosión vinieron de repente corriendo hacia nosotros", añadió.

"Estas son las cosas que representan el espíritu de Manchester".

Twitter y Facebook se llenaron de peticiones de información sobre gente a la que no se había encontrado. "Es tan triste, estaba lleno de muchachas", explicó a Sky News Jenny Brewster, que había acompañado a su hija a su primer concierto.

"Al darme la vuelta, boom, un ruido fuerte", dijo a Sky News.

En el exterior del estadio, dijo, "olía a quemado".

El grado de amenaza de atentados en el Reino Unido es "severo", el segundo más alto en la escala de las autoridades, y significa que es altamente probable que haya atentados.

La primera ministra Theresa May dijo que el incidente está siendo tratado como un acto terrorista, lo que lo convierte en el peor ataque de milicianos en Gran Bretaña desde que cuatro musulmanes británicos causaron la muerte de 52 personas en actos coordinados con bombas contra el sistema de transporte de Londres en julio del 2005.