Jueves, 22 Agosto 2019
Ultimas noticias
Casa » Testimonios dicen que presidente de Brasil recibió USD 4,6 millones en sobornos

Testimonios dicen que presidente de Brasil recibió USD 4,6 millones en sobornos

20 May 2017

Directivos del grupo JBS, que colaboraron con la justicia, confesaron que pagaron coimas por 80 millones de dólares al expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva y a su sucesora Dilma Rousseff, de acuerdo a los documentos divulgados por la Corte Suprema. El senador también tuvo que dejar su posición como presidente del PSDB, principal socio en la coalición gubernamental encabezada por el Partido del Movimiento Democrático Brasileño (PMDB), de Michel Temer.

El presidente brasileño, Michel Temer, será investigado por corrupción pasiva y por obstrucción a la Justicia por pedido del fiscal general, como consecuencia de las revelaciones del empresario Joesley Batista, del grupo alimentario JBS, que han puesto en la cuerda floja al mandatario.

Saud asegura que la empresa benefició a Temer en la campaña de 2014 (en la cual revalidó su condición de vicepresidente de Rousseff) con pagos ilegales por un monto de 15 millones de reales (6,37 millones de dólares al cambio medio de ese año), en retribución de una "actuación favorable" a los intereses de J&F.

Como ejemplo, el ejecutivo de JBS citó que en 2014 pidió a Temer que fuera levantado un embargo contra la construcción de una terminal de cargas en el puerto de Santos y que, una semana después, la petición fue cumplida. Joesley Batista, dueño de JBS y delator, montó con la Policía un operativo para filmar la entrega del dinero en una valija con chip de seguimiento.

A las 22H00 GMT, ni Temer ni el palacio de Planalto habían hecho ningún comentario al respecto, aunque el jueves el mandatario rechazó todas las acusaciones de Batista y que su actuar fue siempre correcto.

Antes, en unas declaraciones que ofreció al diario O Globo, insistió en que saldrá "de esta crisis más rápido de los que se piensa", algo que no convence a varios de los partidos de la coalición de Gobierno, que aún analizan un posible desembarque.

Las negociaciones con Lula y Rousseff, según dijo el empresario, tenían como mediador el exministro de Hacienda Guido Mantega, quien ha sido acusado de ejercer ese mismo papel por la firma Odebrecht, beneficiaria de contratos amañados con la estatal Petrobras.

Batista admitió que esos créditos irregulares obtenidos con el BNDES ayudaron a la expansión de la compañía, que en los últimos años se convirtió en uno de los gigantes cárnicos a nivel global.

Asímismo revela que Lula, que ya enfrenta cinco juicios de corrupción, recibió USD$50 millones en sobornos en cuentas offshore de JBS, mientras que Rousseff recibió USD$30 millones en sobornos, también en cuentas offshore. Está prohibido todo tipo de reproducción sin autorización.