Jueves, 19 Octubre 2017
Ultimas noticias
Casa » Brasil debate renuncia o destitución de Temer

Brasil debate renuncia o destitución de Temer

19 May 2017

Queiroz señaló que tras esa denuncia, Temer es presionado por la sociedad -por el lado ético- y también por el mercado que venía sustentando el gobierno, porque ya no está en condiciones de ofrecerle lo que le prometió. "No compré el silencio de nadie", alegó este jueves.

El brasileño asegura que cuando el presidente asumió el mandato no tuvo legitimidad ni el respaldo popular de su antecesora Dilma Rousseff.

El presidente calificó las escuchas autorizadas por el Supremo Tribunal Federal como "pruebas clandestinas".

Según la prensa brasileña, el juez supremo envió una de las grabaciones a la presidencia de Brasil.

La tensión no se redujo por la negativa de Temer.

En un escueto discurso de cinco minutos transmitido a todo el país, Temer dijo que no había hecho nada ilegal, que su presidencia estaba ayudando a sacar a la economía de Brasil del estancamiento y dio la bienvenida a una investigación que, sostuvo, demostrará su inocencia.

Un fiscal, Angelo Goulart, fue detenido ayer por ser corrompido por la empresa JBS.

"(Temer) debería haber renunciado, si de verdad piensa en el pueblo brasileño tiene que dar un paso al costado, tenemos que elegir por quién queremos ser gobernados, yo nunca participé de una manifestación, pero lo haría para pedir elecciones directas", comenta.

Con estos frentes abiertos, Temer, según los analistas, está preparando su sucesión en caso de que no pueda sobrevivir hasta el fin del cargo.

En su mensaje público, el presidente exigió acceso a las grabaciones realizadas "clandestinamente" cuando conversaba en marzo con Batista, dueño de la mayor exportadora de carne del mundo.

Manifestaciones fueron convocadas para los próximos días tanto por la derecha como la izquierda. Y aunque, hasta ahora, el personaje más temido por los políticos era Marcelo Odebrecht, el expresidente de la constructora Odebrecht en el centro del megafraude a Petrobras, fue el poderoso y desconocido magnate del agronegocio que hace tambalear al gobierno Temer. Luego, Macri fue también el primero en recibirlo, con broma en portuñol incluida ("Con Brasil está tudo bem, tudo joia y tudo legal"), y el primero en visitarlo oficialmente. Mientras Dilma estuvo suspendida, Macri recibió en mayo del año pasado en la Casa Rosada al canciller golpista José Serra, en el primer gesto de apoyo explícito al gobierno de Temer.

Entretanto, ocho legisladores ya presentaron pedidos de juicio político o impeachment y varios partidos, incluyendo algunos que votaron por la destitución de Rousseff, se aprestan a pedir el mismo tratamiento contra Temer, que se propone entregar el mando a quien gane las presidenciales de octubre de 2018.