Miércoles, 12 Diciembre 2018
Ultimas noticias
Casa » Cierran fábricas de Ranault en Francia por ciberataque

Cierran fábricas de Ranault en Francia por ciberataque

18 May 2017

Europol cree que el ciberataque, de una escala que las fuerzas de seguridad europeas no habían visto hasta ahora, es obra de criminales, no de terroristas, y recomienda actualizar los sistemas informáticos para evitar ser víctima de nuevas infecciones.

La banca y el ministerio del Interior de Rusia, los trenes alemanes, los hospitales británicos, la francesa Renault y la multinacional española Telefónica son sólo algunas de las instituciones públicas y compañías golpeadas por el virus Wanna Cry.

Este ataque, según comunicó la organización policial europea, obligará a los países afectados y a los principales socios de la industria a cooperar en una investigación internacional para identificar a los culpables y aumentar la seguridad.

A su vez, la corporación estatal rusa RZhD, una de las mayores del mundo en el sector de los ferrocarriles, también informó sobre un ataque contra sus sistemas informáticos por parte de un virus del tipo WannaCry, aunque una vez localizado, se está eliminando y no se han producido problemas técnicos ni retrasos en el transporte de pasajeros o mercancías.

El fabricante japonés Nissan informó hoy en el Reino Unido de que el ciberataque masivo que han sufrido en las últimas horas organismos y empresas en cerca de cien países ha afectado a instalaciones de la compañía.

Deutsche Bahn confirmó que el ataque afectó las pantallas en sus estaciones que informan a los usuarios de las salidas y llegadas de trenes.

Hasta hoy, Renault era la única gran empresa o institución en Francia que había reconocido haber sido víctima de este ciberataque que se ha extendido en un centenar largo de países por todo el mundo.

Según informó ayer "The Guardian", un experto en seguridad británico y la firma estadounidense Proofpoint colaboraron para limitar el alcance del ciberataque.

Los informáticos compraron por menos de 10 euros el dominio con el que trataba de conectarse el software malicioso y enviaron así una señal para desactivarlo.

Una investigación por delito flagrante fue abierta anoche, por "acceso y presencia en los sistemas de tratamiento automatizado de datos", "obstáculos al funcionamiento" de los sistemas y "extorsión y tentativas de extorsión".

Este rescate se paga generalmente en una moneda digital, a menudo "bitcoin", lo que dificulta seguir el rastro del pago e identificar a los "hackers".

Los países del G7 de Finanzas que concluyó hoy su reunión en Italia acordaron incrementar la cooperación para contrarrestar las amenazas cibernéticas.

Cierran fábricas de Ranault en Francia por ciberataque